© 2019 Producida por Fornes & Miranda Enterprises, LLC.

  • w-facebook
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Clean
  • w-youtube
  • W-Pinterest

April 6, 2019

February 13, 2019

December 31, 2018

Please reload

Recent Posts

Memorial Day Makeup!

May 26, 2019

1/10
Please reload

Featured Posts

Creador: Charlie Brooker

Libreto: Charlie Brooker; William Bridges; Jesse Armnstrong

Elenco: Daniel Kaluuya; Toby Kebbell; Hayley Atwell; Jon Hamm; Bryce Dallas Howard; Alex Lawther; Gugu Mbatha-Raw; Rosemarie DeWitt; Jesse Plemmons; Domhnall Gleeson; Alice Eve; McKenzie Davis; Rafe Spall; Benedict Wong; Aaron Paul; Jerome Flynn; (et al)

 

Una 'antología' es una colección de creaciones artísticas de uno o más autores/artistas. Las obras que componen tal colección son seleccionadas según el valor y/o importancia de la obra. También la selección se hace si la colección tiene una temática en particular. En el caso de la literatura, abundan las antologías de cuentos cuya temática puede ser desde el romance, el horror y la fantasía. Los ejemplos más antiguos de antologías de se conocen son colecciones de historias de fantasía publicados entre los siglos 18 y 19. El género de la ciencia ficción también ha sido sujeto a la compilación de obras en antologías. Las antologías de ciencia ficción de mayor antiguedad son 'Adventures to Come' (1937), 'The Other Worlds' (1941), 'The Pocket Book of Science Fiction' (1943), 'The Best of Science Fiction' (1946), 'Adventures in Time and Space' (1946), 'Invaders of Earth' (1952) y 'Science Fiction Thinking Machine' (1954). Hay que decir que en las obras de ciencia ficción/fantasía siempre hay elementos de otros géneros como lo son el romance, la distopía y el horror. Entre los autores más reconocidos que han publicado antologías de ciencia ficción y/u otros géneros están Philip K. Dick, Ray Bradbury, Isaac Asimov, Jorge Luis Borges, Ellen Datlow, Edgar Allan Poe, Stephen King, Harlan Ellison, Kurt Vonnegut, Ellen Kushner, entre otros. Con el advenimiento de la televisión, y con esta de la transmición de series de televisión, el concepto la antología de historias fue propicio para la producción de varias series. Quizás la serie más famosa, y con mayor relevancia en la cultura popular que sigue el formato de una antología lo es 'The Twilight Zone' siendo su corrida original entre 1959 a 1964 la que llegó a alcanzar un estatus icónico. Usualmente una serie de televisión, ya sea un drama, una comedia o incluso una caricatura, sigue la vida, sucesos o aventuras de unos personajes en específico durante el transcurso de una o varias temporadas compuestas de múltiples episodios. En el caso de una antología como 'The Twilight Zone', el programa se compone de varios episodios cado uno contando una historia que no está relacionada con la otra y cada uno con personajes diferentes. Cada historia presenta un escenario en donde los sucesos se caracterizan por ser misterios con elementos paranormales y metafísicos. Este programa tuvo una relevancia importante porque como parte de sus historias se tocaron temas (directa o indirectamente) de índole social no representados en otros programas de televisión. Hay que recordar que entre 1959 al 1964 los Estados Unidos estaba sumido en una gran variedad de dilemas sociales como la segregación racial, la lucha por los derechos civiles, la paranoia comunista y la Guerra Fría. Cualquiera diría que estamos todavía en esa época si nos dejamos llevar por los acontecimientos de la actualidad en la era trumpiana, pero como se dice en inglés “I digress”. Otros programas muy populares que sigueron el mismo formato fueron 'Alfred Hitchcock Presents' (1955 – 1962), 'Science Fiction Theater' (1955 – 1957), 'The Outer Limits' (1963 – 1965), 'Amazing Stories' (1985 – 1987), 'Tales From the Crypt' (1989 – 1996) y 'Stephen King's Nightmares and Dreamscapes' (2006). Si hay una época que se beneficiaría por un programa con este formato y que explore de forma innovadora temas de actualidad con un comentario social directo y crudo lo es la nuestra. 

 

En el 2011 vió la luz en el Channel 4 de la televisión británica una serie llamada 'Black Mirror' creada por Charlie Brooker. Esta serie es una antología de historias que explora los efectos, principalmente negativos, que puede tener la influencia y dependencia de la tecnología en la actualidad o incluso en escenarios futurísticos hipotéticos. El concepto 'black mirror' (espejo negro) se refiere a las pantallas de aparatos tecnológicos como lo son las computadoras, los teléfonos celulares inteligentes, televisores, tabletas, relojes inteligentes, etc. Todo este tipo de tecnología creada para el progreso social y humano son casi omnipresentes en la civilización moderna o post-moderna (o post-post-moderna, dependiendo del intelectual de su preferencia) y tiene ciertos 'efectos secundarios' que podrían ser considerados análogos a adicciones como al de las drogas, el alcohol y así por el estilo. Los avances tecnológicos desde el inicio de la era industrial hace unos doscientos años han tenido un impacto más que significativo en la naturaleza y en la organización de las sociedades. El ejemplo más claro es en el desarrollo de armas. En 1818 las guerras se ganaban  y perdían por medio de mosquetes y cañones mientras que hoy día con el apretar un botón digital se pueden matar a cientos de miles de vidas humanas y no humanas con una

explosión nuclear de 50 megatones. Pero 'Black Mirror' no se enfoca en esa tecnología. La tecnología que es pieza central en esta serie es la que gira en torno al internet, los medios de comunicación y la realidad virtual. Las primeras dos temporadas de 'Black Mirror' suman un total de siete episodios y exploran desde una sociedad contemporánea donde la presión de las redes sociales y de la perspectiva creada por los medios noticiosos valen más que la

dignidad de cualquier persona hasta un mundo distópico donde todo el mundo vive enclaustrado dentro de estructuras sin acceso al exterior y cuyas paredes compuestas por pantallas reflajan una realidad digital, falsas e inexistente, pero que es la única que tiene valor porque brinda una apariencia de propósito y significado. La naturaleza subversiva de estas historias contadas por medio del thriller psicológico en unos casos y en otros por medio de la sátira socio-política mantiene la completa atención del expector y fuerza la reflexión

sobre los temas expuestos. Dos ejemplos son el primer y tercer episodio de la primera temporada. El episodio titulado 'Himno nacional' presenta un escenario en el que una princesa de la realeza británica es secuestrada y la demanda para liberarla es que a una hora específico se transmita en vivo por la televisión al Primer Ministro británico teniendo sexo con un cerdo. El dilema del

potencial bestialismo no es lo preocupante en la historia sino que lo realmente perturbador es la presión morbosa de las redes sociales y los medios noticiosos y el juicio sobre el político perjudicado que terminará perdiendo ante ojos ajenos no importa si hace o no hace lo demandado. El otro episodio se titula 'Toda tu historia' y en esta historia todo ser humano tiene implantado una tecnología en su cerebro que permite grabar todo lo que captan los ojos como si fueran cámaras guardando imágenes y vídeos en un disco duro o un pendrive. En este escenario ficticio no son el internet ni las redes sociales, la forma preferida de compartir las

'high definition' y no por la memoria natural con toda la sutileza que tiene para formar un juicio o una perspectiva. Esas primeras dos temporadas de las serie fueron muy bien aceptadas y cuando fueron añadidas al catálogo de programas de Netflix su popularidad alcanzó niveles mayores. A mediados del 2015, Netflix adquiere los derechos de producción y transmisión de la serie. Desde entonces, la serie se ha extendido con dos temporadas adicionales con seis episodios cada una.

 

Lo realmente fascinante de este tipo de antologías es que logran crear una gran variedad de escenarios, algunos absurdos y otros muy plausibles, siempre manteniendo íntegramente el hilo conductor temático que en el caso de 'Black Mirror' es el efecto socio-psicológico adverso de la tecnología. Varios efectos adversos dominantes en la narrativa de la mayoría de los episodios es la dificultad del humano de aceptar su realidad y su intento de sustituirla con una opción alterna que alivie su sufrimiento, alienación o carencia de placer. Esa opción podría ser una realidad virtual que funja como una vida después de la muerte (como en 'San Junipero') o una realidad virtual en la que un individuo inadecuado socialmente puede crear su propio universo habitado por copias de las personas que más detesta y en el que él es un dios déspota (como en 'USS Callister'). Entre mis episodios preferidos están 'Blanca Navidad' en el que dos hombres se encuentran solos en una cabaña y uno le confiesa al otro dos instancias en las que se ganaba la vida no muy éticamente con el uso de una tecnología; 'Vuelvo enseguida' donde una viuda tiene dificultad para superar la muerte de su esposo y opta por un 'sustituto razonable' en la forma de

una inteligencia artificial creada con toda la información personal obtenida de escritos y vídeos del internet y su celular (aquí la protagonista es Hayley Atwell quien es mi crush); 'El momento Waldo' presenta como un comediante que se representa ante la audiencia como la caricatura de un oso azul llamado Waldo se convierte en un favorito para ganar una elección política debido al cinismo y ansias

desorientadas de una población cansada del sistema político; y 'Caída en picada' muestra un mundo en que el estatus social de toda persona está determinado por los 'ratings' que recibe cada uno en las redes sociales causando un mundo regido por las apariencias y la hipocresía. Lo curioso de estas historias es que se pueden catalogar como distópicas aún cuando no se presentan mundos devastados a la 'Mad Max'. En estas historias el

mundo material es uno avanzado, pero el psicológico y espiritual está corrompido. La mayoría de los episodios tienden al nihilismo (de ahí mi gusto por la serie) y sirven de lo que en inglés se llaman 'cautionary tales' (ejemplos admonitorios). Es decir, son relatos que advierten de peligros que no existen en el presente pero con potencial de hacerse realidad. Del mismo modo pueden ser peligros ya existentes pero que pueden empeorarse debido a la inherente debilidad humana, su tendencia al deseo/apego y a su perenne capacidad de usar para mal aquello creado para bien.

 

*Para más contenido sobre cine y televisión pueden visitar el grupo 'Cinéfilo sin remedio 2.0' en Facebook.

 

*Todas las imagenes provienen de www.imdb.com

Please reload

Please reload