© 2019 Producida por Fornes & Miranda Enterprises, LLC.

  • w-facebook
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Clean
  • w-youtube
  • W-Pinterest

April 6, 2019

February 13, 2019

December 31, 2018

Please reload

Recent Posts

Memorial Day Makeup!

May 26, 2019

1/10
Please reload

Featured Posts

Director: Alex Garland

Libreto: Alex Garland; Jeff VanderMeer

Música: Geoff Barrow; Ben Salisbury

Elenco: Natalie Portman; Oscar Isaac; Jennifer Jason Leigh; Gina Rodríguez; Tessa Thompson; Tuva Novotny; David Gyasi; Benedict Wong

 

Cuando se habla del género del sci-fi (ciencia ficción) en el cine usualmente pensamos en filmes y franquicias como 'Star Wars', 'Star Trek', 'Back to the Future', 'Jurassic Park/World', 'Transformers' y muchos de los filmes basados en comic books. Estos son filmes principalmente de acción y aventura con ciertos elementos de ciencia ficción en unos casos (ej. Iron Man) y en otros casos son 'hard sci-fi' (ej. Guardians of the Galaxy). Es este tipo de sci-fi el que deja una impresión más perdurable en la audiencia. Sin embargo, son los filmes de sci-fi con historias y temáticas más profundas (en términos filosóficos y psicológicos) los que son considerados como lo mejor del género (en términos artísticos). Cuando hablamos de películas clásicas de sci-fi la lista incluye a filmes como  '2001: A Space Odussey' (1968), 'Blade Runner' (1982), 'Alien' (1979), 'The Day the Earth Stood Still' (1951), 'The War of the Worlds' (1953), 'Planet of the Apes' (1968) y 'Metropolis' (1927). Estos filmes tienen en común que sus historias son reflexiones existenciales sobre la condición humana en el marco del efecto que tiene

 la tecnología en la civilización humana o de qué impacto tiene la civilización la presencia de una forma de vida inteligente no humana (extraterrestres, inteligencia artificial). Por supuesto, cada filme se enfoca en aspectos distintos y específicos de las relaciones entre 'humano/tecnología' y 'humano/inteligencia no humana' y las consecuencias de estas. Se puede decir que lo que no tienen en acción lo tienen en pensamiento y simbología filosófica. Otra cosa que tienen en común es que un gran número de estas películas son adaptaciones de novelas y cuentos. Hay casos muy conocidos de textos literarios del género sci-fi adaptados al cine tales como 'The Martian' de Andy Weir, 'Dune' de Frank Herbert, 'Logan's Run' de William F. Nolan y George Clayton Johnson, y 'The Time Machine' de H.G. Wells. Todos los años se publican novelas y cuentos del género sci-fi con premisas e historias suficientemente atractivas e intrigantes para ser adaptados en el cine. Del mismo modo, todos los años nuevas adaptaciones cinematográficas de novelas y cuentos de sci-fi estrenan en el cine. ¿Este año 2018 nos obsequiará con alguna película de ciencia ficción de esas que no dependen de la acción física y que en cambio rete el intelecto?

 

           

No hace mucho estrenó en los cines de los Estados Unidos y en Netflix para el resto del mundo el filme 'Annihilation'. Esta es una adaptación de la novela del mismo título del autor Jeff VanderMeer. Esta novela es la primera de una trilogía llamada 'The Southern Reach Trilogy'. La historia de 'Annihilation' comienza con la bióloga y profesora de nombre Lena (Natalie Portman) todavía afectada por la desaparición de su esposo un año antes. Su esposo Kane (Oscar Isaac) era militar del Army y fue parte de una misión de la cual nunca regresó. Después de un año sin recibir explicación alguna de lo sucedido, a Lena se le sigue haciendo difícil aceptar la muerte de Kane. Aparte del luto por la aparente muerte de su esposo, Lena carga consigo la culpa de haber tenido sexo con su colega Daniel (David Gyasi) quien es

casado. Ella siente el acto como uno de infidelidad lo que profundiza su depresión.  Para su sorpresa, Kane aparece de la nada sin poder explicar lo que le ocurrió ni cómo llegó a la casa. De pronto Kane sufre convulsiones y sangrado interno por lo que es llevado en ambulancia junto a Lana. Cuando iban de camino al hospital un equipo de soldados los detiene y técnicamente los secuestran. Lana y Kane son llevados a un complejo militar llamado Area X. Los médicos le dicen

a Lana que su esposo está en estado grave ya que sus órganos internos están fallando. La doctora en psicología Ventress (Jennifer Jason Leigh) le explica a Lana

que Kane fue parte de una expedición a una zona que se está viendo afectada por un fenómeno extraño que está alterando físicamente todo lo que está dentro de su perímetro. Esta zona está denominada como 'the Shimmer' (el brillo) debido a que está cubierta por una capa centelleante de luz. También le dice que Kane es el único explorador que ha regresado con vida de todos los grupos que han entrado a explorar el Shimmer y que este fenómeno se está expandiendo poco a poco desde su punto de origen en un faro. Ventress le dice a Lana que ella va a capitanear otra expedición dentro del Shimmer para localizar y estudiar la fuente de energía del mismo y le ofrece ser parte del equipo. Además de ser bióloga, Lana estuvo siete años en el Army por lo que su experiencia militar la capacita para una misión de esa

índole. En esta ocasión la expedición está compuesta sólo de mujeres. A Lana la acompañan, además de la doctora Ventress, Josie Radek (Tessa Thompson) quien es una física, Cassie Shepard (Tuva Novotny) quien es antropóloga y Anya Thorensen (Gina Rodríguez) quien es una paramédico. Para evitar que sus compañeras la acusen a ella de tener un conflicto de intereses, Lana no les dice que Kane era su esposo. Es de este modo que estas cinco mujeres, cada una experta en un área en particular y cada una con una situación personal que las afecta emocionalmente de manera muy profunda, se adentran en el Shimmer. Una vez dentro comienzan a experimentar pérdida de memoria y lapsos de tiempo perdido. También equipos como el GPS y la brújula no funcionan correctamente. En su camino de exploración en ruta al faro, el grupo va encontrando que la fauna y flora

ha mutado a nivel celular y que incluso hay cruce entre especies lo que no es posible en un estado normal de la naturaleza. Mientras más se adentran en la zona del Shimmer más fenómenos anómalos van viendo y más peligros van enfrentando. Para Lana esta expedición no sólo es un intento de saber qué le ocurre a su esposo enfermo y de encontrar alguna manera de curarlo sino que también representa un exploración literal de lo que es la vida y cómo nosotros los humanos tendemos a autodestruirnos en vez de seguir evolucionando. Lo que está dentro del Shimmer, ¿es un fenómeno ajeno a la naturaleza terrestre que pone en riesgo de aniquilación a la vida en el planeta o es el próximo paso de evolución y transformación de un mundo que ya está siendo aniquilado por su especie dominante?

 

'Annihilation' es definitivamente una película de esas que te retan el intelecto, pero no necesariamente porque expresan ideas filosóficas y teorías de mucha complejidad. El mayor reto de esta película, y de otras similares, es la ambigüedad de su narrativa y de las imágenes. Los primeros dos actos del filme se presentan como la típica historia de horror y thriller psicológico como lo son las películas de la franquicia de 'Alien' por dar un ejemplo. Mientras se van descubriendo más detalles sobre las características anómalas de las mutaciones de la fauna y flora dentro del Shimmer paralelamente la atmósfera se va volviendo una más siniestra en el que el misterio se va revelando como un riesgo real para la vida tal y como se conoce en el planeta si es que el

Shimmer se expande afectando todo a su paso. Los encuentros con bestias mutadas y ver cómo los soldados de la expediciones anteriores se vieron afectados pueden crear la apariencia y expectativa de que todo se debe a algún tipo de fuerza invasora como las que ya se han visto en otros filmes. Es en el tercer acto cuando ocurren momentos surreales cuya ambigüedad puede trastocar cualquier comprensión que se haya tenido de la narrativa hasta ese momento. Quizás toda la secuencia surreal que se va viendo puede seguirse sin uno perderse, pero el no tener claro cuál es el propósito o razón de lo que ocurre hace que lo confuso se vuelva terror. Usualmente los filmes que envuelven algún tipo de invasión extraterrestre o de alguna otra fuerza que pone en peligro el mundo presentan las motivaciones, propósito y hasta el

significado de la acción. La invasión puede estar motivada por la conquista de los recursos del planeta como en 'Battle: Los Angeles' (2011) y 'Edge of Tomorrow' (2014). Quizás no es una invasión si no una especie alienígena que le gusta cazar deportivamente a humanos como en 'Predator' (1987) o quizás puede ser una raza de criaturas feroces e irracionales creadas por un ente con complejo de Dios que está obsesionado con crear el organismo perfecto como  sucede en 'Alien: Covenant' (2017). El punto es que usualmente las historias dan a conocer el por qué de lo que ocurre o al menos un entendimiento racional básico. El director de 'Annihilation' Alex Garland parece que dijo, “cero explicaciones, interprétenlo

como puedan.” A veces pienso que es peor vivir una vida larga sin tener explicaciones que le den sentido a cualquier mal que uno sufre que morir rápido sabiéndolo todo. Friedrich Nietzsche dijo una vez, “Aquel que tiene un 'por qué' para vivir puede soportar cualquier 'cómo”. Si hay algo que causa ansiedad y temor es la incertidumbre... el no saber. El enfrentar un fenómeno extraño en total desconocimiento del por qué de su presencia, sus motivos, razones y propósitos es como entrar en un laberinto en absoluta oscuridad con la expectativa de nunca poder salir.

 

La naturaleza ambigua de la historia da paso a una variedad de interpretaciones. He escuchado y leído interpretaciones como que el Shimmer es una metáfora del cáncer. En el filme se ve cómo la flora mutó de tal forma que se surgieron protuberancias semejantes a tumores. Hay quienes describen el cáncer como la muerte a causa de un exceso de vida debido a la manera en que las células cancerígenas se multiplican sin control hasta el punto en que cuerpo/organismo no soporta más. Se dicen de enfermedades como el cáncer que estas son mandatos biológicos que no tienen

consciencia ni propósito ni deseos. Esa idea de que todo acontecimiento en la naturaleza (de la que los humanos somos parte) ocurren porque simplemente ocurren es una que concuerda con la postura nihilista de que nada en el universo tiene propósito ni significado. Esa noción reta las creencias de la mayoría de las personas que tienen una religión o algún tipo de credo espiritual con la que obtienen un 'sentido', un significado y un propósito para su existencia. Es así que volvemos al terror de la incertidumbre y del no saber. Otra interpretación del filme es que es una alegoría de la depresión que muchas personas padecen. El Shimmer podría ser un símbolo del poder opresivo de la depresión en la vida de una persona.

Dentro del Shimmer la realidad parece alterarse y hay lapsos de tiempo perdido. El efecto emocional de las alteraciones físicas y ambientales es uno que amenaza la propia identidad del individuo. Esto provoca una angustia existencial que termina en la rendición total que se manifiesta en no querer vivir más. O quizás la amenaza a esa identidad provoca una transformación y/o transmutación a un tipo de vida diferente 'aniquilando' el ser que antes existía. Todo lo anterior son síntomas semejantes a los de una depresión. Durante el filme se ve cómo en el brazo de Lana aparece y desaparece lo que aparenta ser un tatuaje de un 'ouroboros' (imagen circular de una serpiente mordiéndose la cola). El uso simbólico

usual del ouroboros es el de expresar la naturaleza cíclica de todo lo que existe. Es el proceso eterno de creación y destrucción. La ley universal de la impermanencia establece que nada permanece igual para siempre y todo está sujeto a una transformación constante y eterna. La integración de esa imagen podría simbolizar que la energía que da y transforma la vida dentro del Shimmer es una manifestación de ese proceso cíclico de transformación. De las mismas expresiones de Lana, se hace énfasis de que la energía o fuerza del Shimmer no está destruyendo sino transformando la vida existente en un tipo de vida nueva. Se podría argumentar que

tal transformación en los seres vivos se puede explicar con algo como la teoría darwinista de la evolución en la que los organismos cambian su anatomía para adaptarse a su medio ambiente para de ese modo tener mejores probabilidades de supervivencia. Pero me atrevo a decir que la supervivencia por sí sola no le da propósito ni significado a la vida, al menos no para nosotros los humanos que sufrimos la maldición de estar conscientes de nuestra mortalidad y de tener la expectativa de que nuestra existencia no sea algo en vano. Como pueden ver son muchas las interpretaciones y ángulos con los que se puede analizar una historia como esta y para alguien como yo, que no domino la filosofía ni la ciencia, este ejercicio resulta en un dolor de cabeza (en el buen sentido del concepto). Sólo Alex Garland, quien dirigió el filme y escribió el libreto, y Jeff VanderMeer, autor de la

 novela original, saben realmente cuál es el significado de cada imagen y diálogo en el filme. Hay que destacar que la película no adapta fielmente el texto de la novela (loose adaptation). Por lo que he podido constatar, el filme tiene la premisa principal de la historia y algunos aspectos de la misma, pero no lo incluye todo o hay cambios notables. Un ejemplo es que en la novela no se da a conocer los nombres de los personajes. Se nombran de acuerdo a su profesión (la bióloga, la psicóloga, la antropóloga, la física y la paramédica). También en la novela lo sucesos se presentan en diarios mientras que el filme se divide entre los acontecimientos mientras ocurren, la interrogación a Lana después de salir del Shimmer y algunos flashbacks. Así que es probable que leer la novela no aclare lo ambiguo del filme y viceversa (aunque hay que recordar que la novela es la primera de una trilogía).

 

En lo que consta a los valores de producción, se destacan la dirección de Garland y la partitura musical (el uso de sintetizadores es efectivo y hace recordar a la música de 'Blade Runner'). La cinematografía es excelente (hay varios tiros de cámara muy interesantes visualmente) y los efectos visuales son impresionantes aún más cuando este no fue un filme con el presupuesto de un blockbuster. Hay que mencionar que Alex Garland es una de las mentes creativas que más atención ha ido capturando con su trabajo. 'Annihilation' es apenas su segunda película como director (si no se cuenta su labor directorial no acreditada en 'Dredd'). Su primera labor como director lo fue 'Ex Machina' (2014) el cual es uno de

los mejores filmes de sci-fi de lo que va de esta década. Además de estas películas, Garland se dió a conocer por escribir los libretos de 'Dredd' (2012), 'Never Let Me Go' (2010), 'Sunshine' (2007) y '28 Days Later' (2002). El común denominador es que todas sus películas tienen elementos de ciencia ficción en mayor o menor grado. En cuanto al elenco, todo/as cumplen su rol adecuadamente, pero la única que realmente sobresale es Natalie Portman. Aparte de su monumental talento (comprobado por su premio óscar), el único personaje que es realmente desarrollado es el de Lana. Se conocen varios detalles personales de las otras integrantes del grupo, pero no se elaboran tanto como para que las otras actrices (todas excelentes) se destaquen más allá de lo que el libreto les permite. Es Portman quien carga el peso en sus hombros y lo logra magníficamente.

 

Como ya dije anteriormente, este es el tipo de película que te obliga a pensar sobre los distintos temas existenciales y científicos presentados (lo que es bueno), pero la ambigüedad y la carencia de explicaciones de muchas cosas en la narrativa, particularmente el tercer acto, puede dejar al espectador confundido de modo que puede afectar negativamente la apreciación de lo que ha visto. Esto no es como 'Inception' (2010) cuyo final es ambiguo y abierto a más de una conclusión, pero que al menos tiene una exposición de los conceptos y motivos clara brindándole al espectador una comprensión de lo que ve y creando mucho más interés en la resolución final. Debo admitir que tengo problemas con el arte que no deja claro sus temas ni sus significados, si es que en

efecto tiene lo uno o lo otro. El no saber qué es lo que el artista quiere expresar con su arte hace que la experiencia de quien intenta apreciar lo creado sea incompleta. La sensación de 'no entendí lo que acabo de ver' causa que algo excelente sea menos que eso ante los ojos de quien no entendió. Quizás yo estoy pecando de eso mismo con este escrito en el que he tratado de explicar y describir una película que no entendí del todo. Pero al menos trato de entender lo que veo más allá de lo superficial. Lo que sí puedo recomendar son algunas películas que tienen algunos paralelos y/o semejanzas temáticas con 'Annihilation' y que quizás al verlas puedan comprender mejor el filme. Las películas son: 'Invasion of the Body Snatchers' (1978), 'Under the Skin' (2013), 'Melancholia' (2011), 'The Fountain' (2006) y 'Stalker' (1979).

 

Score: 7½/10

 

​*Las imágenes provienen de www.imdb.com; www.screenrant.com; www.whatculture.com

 

*Para más contenido sobre cine y televisión pueden visitar el grupo 'Cinéfilo sin remedio 2.0' en Facebook.

Please reload

Please reload