© 2019 Producida por Fornes & Miranda Enterprises, LLC.

  • w-facebook
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Clean
  • w-youtube
  • W-Pinterest

April 6, 2019

February 13, 2019

December 31, 2018

Please reload

Recent Posts

Memorial Day Makeup!

May 26, 2019

1/10
Please reload

Featured Posts

Una de las interrogantes que casi siempre surge en nosotros es saber qué tanto somos atractivos hacia otras personas ya sean de nuestro mismo sexo o del sexo opuesto, al buscar información sobre el tema, casi siempre se hace referencia a cuestiones físicas dejando de lado el aspecto interno de cada uno de nosotros, hacen énfasis en situaciones como la postura, dentadura en buen estado, sonrisa, altura, voz, entre otras; muy pocas veces se enfatiza en la importancia de la personalidad como parte del atractivo de alguien.

 

Hoy en día la sola presencia física no basta para considerar a alguien atractivo pues lo que también comienza a formar parte del mismo es la personalidad que proyecta el individuo, pues esta muestra la forma en que aprecia el mundo y su comportamiento nos da la idea de cómo puede ser la persona en algunas situaciones cotidianas o extraordinarias de la vida.

 

Entonces surge la interrogante: ¿Que nos hace atractivos desde el punto de vista psicológico? Para responder a ella, tomaré en cuenta tanto lo que dicen algunos teóricos así como la experiencia vivida con algunos colegas del área.

 

Inicialmente podría decirse que es la seguridad que desarrolla el ser humano para realizar desde las tareas más elementales hasta aquellas que requieran un criterio avanzado o audaz de conocimiento, lo que les vuelve más atractivo. Una persona segura de sí misma, transmite la sensación de que todo puede ser posible, sin hacernos perder nunca el piso por desavenencias que aparezcan en nuestro camino.

 

El nivel de independencia, en todo sentido manejado por el sujeto, pues el saber que no depende de otros para la toma de decisiones o acciones que desea hacer a lo largo de su vida permiten que este tenga el control y por lo tanto no acumule ira o resentimiento contra personas que intentaron o pudieron evitar que se cumpliera la decisión que el mismo había tomado por alguna razón.

 

La asertividad al momento de las actividades realizadas de forma individual, grupal o en pareja, si aprendemos a no ser imprudentes y comunicarnos de manera adecuada, siempre habrá alguien que acuda a ti, para que le orientes acerca de lo que le ha acontecido, pues  debido a tu asertividad estará casi seguro que no solo eres confiable sino también un excelente guía, que iluminara su camino para encontrar la felicidad.

 

El manejo de la felicidad, indudablemente si una persona es feliz consigo mismo tendrá la capacidad de hacer felices a los que le rodean.

 

Otra cuestión de gran importancia es el autoestima, en qué nivel se encuentra en nosotros como sujetos, pues una muy alta nos hace mal debido a que en casos extremos creamos mundo irreales, situaciones que no existen y cuando las personas se enteran de la verdad, podemos llegar a perder el trato preferencial del que estábamos siendo objeto.

 

El dinamismo, es vital para ser atractivo pues alguien que muestre cambios en las etapas de la vida, nos muestra su capacidad para adaptarse no solo al medio donde vive, sino a las diferentes situaciones que habrá que sobrellevar a lo largo de la existencia.

 

En fin el listado puede ser amplio, pero recomiendo la mantención o encuentro de estas características o cualidades de personalidad, que nos hacen sentir y vernos atractivos ante los ojos de los demás y ante todo nunca olvidemos quienes somos, reconocer nuestro origen nos hace más valiosos y atractivos.

 

*Todas las imágenes contienen su enlace de donde se obtuvieron las mismas.

Please reload

Please reload