© 2019 Producida por Fornes & Miranda Enterprises, LLC.

  • w-facebook
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Clean
  • w-youtube
  • W-Pinterest

April 6, 2019

February 13, 2019

December 31, 2018

Please reload

Recent Posts

Memorial Day Makeup!

May 26, 2019

1/10
Please reload

Featured Posts

Director: Chad Stahelski

Libreto: Derek Kolstad

Actores: Keanu Reeves; Ricardo Scamarcio; Ian McShane; Ruby Rose; Common; Claudia Gerini; Lance Reddick; Laurence Fishburne

 

El morbo se define como la atracción que siente una persona hacia lo desagradable, perverso o socialmente inmoral y prohibido. Todo el mundo siente morbo por algo, el que diga lo contrario está siendo hipócrita u oculta un gran secreto. Hay gente que le gusta cierta clase de porno. Hay gente que le gusta el sado-masoquismo. También hay gente que le gustan los deportes rudos como el football americano, el boxeo, la lucha libre y las artes marciales mixtas. Y, por supuesto, hay quienes sienten placer al infligir dolor a personas indefensas o incluso a animales (Looking at you, Animal hunters). Todo es cuestión del nivel de placer que quiere sentir el individuo. Como los instintos animales más primitivos del hombre son suprimidos por el condicionamiento social, el hombre depende de ciertas acciones y actividades morbosas para mantener controladamente satisfechos dichos instintos. No hay nada que dé más placer morboso que ver a un héroe matar a un villano en una película de acción. Y si la forma en que la muerte se ejecuta es con estilo brutal pues mejor todavía.

 

En 2014 los fanáticos del cine tuvimos la agradable sorpresa de ver la película 'John Wick', protagonizada por Keanu Reeves. Después de participar en películas como 'Speed' y a trilogía de 'The Matrix', Reeves era considerado como un buen protagonista en películas de acción. En 2013 no tuvo mucho éxito con el filme de samuráis '47 Ronin', pero con 'John Wick' retomó la atención de los cinéfilos. El éxito que tuvo entre la fanaticada y la crítica justificó que hicieran una secuela. Y ahora en febrero tenemos a 'John Wick: Chapter 2'.

 

En la película original, John Wick es un asesino retirado que sufre la muerte de su esposa por cáncer. Como regalo por parte de su difunta esposa, Wick recibe un perro cachorro para que le haga compañía en su soledad. Desafortunadamente, el hijo de un jefe mafioso mata al perro y le roba el auto a Wick. Este decide tomar la justicia y la venganza en sus manos. Con tal de castigar al perpetrador, Wick mata a todo el que se le interpone incluyendo al jefe mafioso. 'Chapter 2' comienza con Wick re-poseyendo el auto robado unas semanas después de lo ocurrido en la primera película. Justo cuando ya se alistaba a volver al retiro, recibe la visita de un jefe mafioso italiano quien viene a cobrarle una vieja deuda. Resulta que John hizo una deuda de sangre con este jefe mafioso, y aunque inicialmente se niega, se ve obligado a cumplir porque la tradición y las reglas se lo imponen. Las dos reglas más importantes de la subcultura de los asesinos son que no se puede matar a nadie en los terrenos del hotel Continental y que toda deuda de sangre se debe pagar. Para cumplir la deuda, el jefe italiano le pide a John que mate a su hermana para que este pueda tomar su lugar en el consejo de los altos miembros de la comunidad criminal internacional. Para lograr su misión John debe viajar a Roma, pero lo que él esperaba fuera su último trabajo antes de retirarse de una vez y por todas, resulta ser que una traición lo que lo hunde aún más en el mundo que tanto quiere abandonar.

 

Lo más llamativo de la primera 'John Wick' es su estilo de filmación y las coreografías de 'gun-fu' que utilizaron en las escenas de acción. Que no se confunda el 'gun-fu' con el 'Kung-fu'. El 'kung-fu' es el arte marcial chino y el 'gun-fu' es un tipo de coreografía que se usa en escenas que incluyen armas de fuego. El estilo de filmación y la coreografía se suman a la mitologia del inframundo criminal que apenas se explora en la primera película. Lo poco que se vio de esa mitología resultó ser extremadamente interesante. En 'Chapter 2' se vuelven a implementar el estilo y la coreografía y se explora aún más la mitología en una historia que continúa eficazmente los acontecimientos de la primera película. Ya no sólo se nos presenta el mundo criminal de New York sino que el universo se expande a nivel internacional. Añádale a todo que se aumenta el sentido del humor debido a lo absurdo de lo que se está viendo. Hay una escena muy graciosa en la que John se está preparando para su misión en Roma y va a comprar armas. Toda la sesión de compra y venta de armas se presenta como una cata de vinos. Lo gracioso del asunto, y de la película como tal, es que dentro de toda la violencia brutal e inmisericorde, todo se da dentro de un marco de civilidad y honorabilidad dictado por viejas tradiciones. Ojalá y el mundo criminal en a vida real fuera así.

 

Los nuevos personajes que se introducen son muy interesantes y Keanu Reeves vuelve a lucir en un papel que le queda como anillo al dedo. Reeves no es un gran actor, pero ha sabido escoger papeles que le quedan genial. Keanu ya no sólo es Neo el de 'The Matrix' ahora también es sinónimo de John Wick. Van haber personas que no sientan tanta satisfacción con el retorno de Reeves y quizás sientan que 'Chapter 2' no es igual de buena que la primera, pero eso se debe más bien a que el gancho emocional de ambas películas son distintos. En la primera está el factor de vengar la muerte de una mascota, lo que es un tema sensible para muchos. Mientras que en 'Chapter 2' no hay tal emotividad ya que la historia es una de traición entre criminales. El impacto no es el mismo. A pesar de ese detalle 'Chapter 2' es igual de buena que la primera y el final deja todo listo para otra secuela. Si hacen 'John Wick 3' el título que le caería sería 'John Wick versus the World.'

 

Score: 8/10

 

*Imágenes fueron obtenidas en: www.idmb.com

Please reload

Please reload