© 2019 Producida por Fornes & Miranda Enterprises, LLC.

  • w-facebook
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Clean
  • w-youtube
  • W-Pinterest

April 6, 2019

February 13, 2019

December 31, 2018

Please reload

Recent Posts

Memorial Day Makeup!

May 26, 2019

1/10
Please reload

Featured Posts

Las redes sociales…un nuevo rival de amores.

Hablando con algunas amigas surgió el tema por cierto aun controversial sobre la incidencia de las redes sociales en las rupturas de noviazgos y matrimonios.

 

Desde que estas redes toman un lugar central en la vida de muchos de nosotros pasan a considerarse parte de nuestra forma cotidiana de comunicarnos y relacionarnos con cualquier persona no importando distancia, o tiempo pues basta con dejar un mensaje en público o privado y la otra persona lo vera en el momento que tenga tiempo y luego nos contestara de igual manera.

 

Esa facilidad que brinda la red para encontrarnos a traído como consecuencia según un estudio publicado en la revista Cyber Psychology & Behavior, “que el 74% de las personas tengan a sus antiguas parejas amorosas o sexuales entre sus contactos y el 95% utilizó la red social para buscar ex novios” (Gil, 2009, p.1).

 

 

Estas cifras nos hacen replantearnos que está pasando con nosotros como pareja, porque tanta búsqueda o acercamiento a aquellos posibles candidatos ya sea para una aventura o reavivar una antigua relación, estamos creando una sociedad llena de temor a estar solos, con la idea que debemos siempre tener a mano una opción por si esto que tengo acá de forma física falla.

 

La necesidad de estar conectados a la red debido a estas situaciones hace que cada día la cercanía con nuestras parejas se desvanezca pues es más factible contarle a otros como te sientes y esperes solo mensajes de confort y nada de juzgamientos o reproches y crear la idea de lo lindo que sería si estuvieran  juntos sin tomar en cuenta el componente de la realidad y del diario vivir.

 

Esta situación nos hace en muchas ocasiones estar más pendientes de las redes que de nuestra situación real de pareja y disminuir la atención hacia ella, hasta el punto de ignorarla casi por completo, pues en ese fantástico mundo de las redes casi todo lo hacemos perfecto pues es fácil decir: Estoy súper enojado por tal cosa, y descargar en textos tu rabia, cubriéndote tras la pantalla y recibiendo un ideal como por ejemplo: si estuviera yo ahí te abrazaría para calmar tu enojo, etc etc, ok es perfecto pero la realidad es muy diferente pues decir lo mismo de frente y con enojo muy pocos se atreverán a darte un abrazo sabiendo que tu ira es casi incontrolable, además del hecho de haberte ofrecido quizás la cena y tú has gritado que no hay algo mejor que comer, o molestarte porque no era la comida que esperabas, crees que después de eso alguien correrá a llenarte de besos para calmar tu enojo provocado fuera de casa…

 

La relación virtual se viste de encanto pues no suceden estas cosas pues es más fantasía que realidad, y se llena en muchas ocasiones de escenas bellas pero poco o nada realizables en el mundo real.

 

Que sucede cuando a través de este medio podemos liberarnos y mostrar una imagen que no existe y a veces deseamos y de pronto la fabricamos acá para satisfacer nuestras fantasías, para sentirnos amados o aceptados, o crear un mundo de encuentros clandestinos y permisivos, con situaciones o pláticas que con nuestra pareja se volvería inadmisible hablarlo, pensarlo o hacerlo.

 

Las redes nos ofrecen justamente esto, ese espacio de ser quien yo quiera ser sin temor a ser juzgado…reflexionando un poco, no es solo culpa de las redes lo que sucede en parte también es de nosotros como pareja al olvidar durante mucho tiempo ese pequeño espacio de convivencia sin reclamos, sin celos y sin problemas cotidianos, si bien es cierto a veces fuera de casa y de manera constante nos enfrentamos con problemas de todo tipo, los llevamos cargando cual si fueran equipaje necesario para sobrevivir y llegamos a casa y para evitar seguir pensando en ello; nos sumergimos en nuestra red para sentirnos entendidos y liberados por un par de horas, por temor a veces a ser juzgado o poco aceptado por nuestra pareja.

 

Con esta actitud no nos damos cuenta que al alejarnos de nuestra pareja lo único que hacemos es crear un vacío que solo en casos excepcionales lo llenara la persona que está al otro lado de la pantalla, pues aunque por mensajes o video llamadas parezcan ser el uno para el otro, hay que recordar que la vida real siempre será diferente, pues el contacto físico-emocional es clave para la convivencia de la pareja de forma diaria.

 

Por lo tanto las redes sociales son buenas y necesarias para comunicarnos, conocer y mantener viejas y nuevas amistades, pero no deben ser el refugio predilecto para evadir nuestras realidades, si te pasa algún problema tu primera opción deberá ser las personas que están a tu alrededor, en este caso tu pareja, para llegar a ello debe haber una buena o aceptable  comunicación con la misma si ya no la tienes sería bueno empezar a recuperarla.

 

 

Empieza de nuevo a interactuar con tu pareja esto posiblemente hará que todo gradualmente mejore, será difícil pues acá en el plano real, no podrás desconectarte ni contestar solo con dibujos serán tus gestos, tu cuerpo, tu voz el que se expresara en este momento y vivirás una de las mejores experiencias de vida, y es reencontrarte de nuevo contigo mismo y con ese ser que decidiste fuera parte de tu vida.

 

 

Es mejor la realidad, el contacto  físico, ese calor que emanan los cuerpos que se aman, nada supera un te amo frente a frente, acariciándonos con las miradas…te invito a comprobarlo.

 

¡Hasta la proxima semana!

 

 

 

 

Please reload