© 2020 Producida por Fornes & Miranda Enterprises, LLC.

  • w-facebook
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Clean
  • w-youtube
  • W-Pinterest
Please reload

Recent Posts

San Juan Moda a tu Casa presenta hoy la propuesta de 11 diseñadores locales

July 16, 2020

1/10
Please reload

Featured Posts

Director: Brad Bird

Libreto: Brad Bird

Música: Michael Giacchino

Elenco: Craig T. Nelson; Holly Hunter; Sarah Vowell; Huck Milner; Catherine Keener; Eli Fucile; Bob Odenkirk; Samuel L. Jackson; Brad Bird; Sophia Bush; Phil LaMarr; Jonathan Banks; Isabella Rossellini; John Ratzenberger

 

Cuando se habla de películas animadas la primera imagen que uno se hace es la del logo de la corporación Walt Disney. Esta compañía, bajo el liderato de su fundador Walt Disney, fue la pionera en la producción de largometrajes completamente animados. Los clásicos animados más famosos en la historia del cine han sido producciones de Disney. Este catálogo de producciones se puede dividir en tres épocas: la era dorada; el renacimiento; la era post-Pixar. La era dorada de los filmes animados de Disney incluyen a: 'Snow White and the Seven Dwarfs' (1937), 'Pinocchio' (1940), 'Dumbo' (1941), 'Bambi' (1942), 'Cinderella' (1950), 'Alice in Wonderland' (1951), 'Peter Pan' (1953), 'Sleeping Beauty' (1959), entre otros. Entre las décadas de 1970 y 1980, Disney continuó produciendo sus filmes aunque muchos de estos no alcanzaron el mismo nivel de éxito económico y de popularidad. Esos años fueron muy complicados para

la división de animación de Disney la cual necesitaba urgentemente de un éxito para poder subsistir. Fue el estreno en 1989 de 'The Little Mermaid' la que le dió un segundo aire a la división de filmes animados de Disney. Este renacimiento dominaría toda la década de 1990. El renacimiento incluyó filmes como 'Beauty and the Beast' (1991), 'Aladdin' (1991), 'The Lion King' (1994), 'Pocahontas' (1995), 'The Hunchback of Notre Dame' (1996), 'Hercules' (1997), 'Mulan' (1998) y 'Tarzan' (1999). Todo parecía indicar que el dominio de Disney en el mundo de la animación perduraría por mucho tiempo. Pero en 1995 ocurrió algo que cambiaría la historia del cine. Ese año estrenó el primer filme completamente animado digitalmente en computadoras. Este filme fue 'Toy Story'. Originalmente las películas animadas y las caricaturas de la televisión se hacían por medio de dibujos. Cuando a finales de los '80 y principios de los '90 la tecnología de las imágenes creadas por computadoras fueron mejorando y tomando más relevancia, este tipo de animación computadorizada comenzó utilizarse como complemento de la animación tradicional. No fue hasta 1995 que la compañía Pixar logró la producción de un filme completamente hecho con imágenes

digitales/computadorizadas. Disney tomó nota de lo logrado por Pixar. Primero, lograron un acuerdo para distribuir los primeros filmes de Pixar y eventualmente decidieron que su división de películas animadas evolucionara para que sus producciones también fueran animadas por computadoras. La era post-Pixar de Disney comenzó con el pie izquierdo cuando sus primeros tres filmes animados digitalmente no fueron muy exitosos con la crítica ni en la taquilla. Estos filmes fueron 'Chicken Little' (2005), 'Meet the Robinsons' (2007) y 'Bolt' (2008). Disney se reagrupó y comenzaron a producir una serie de películas animadas de mucho éxito cuya calidad fue igual, y hasta mejor en algunos casos, que lo producido por Pixar. La época presente de los filmes animados de Disney incluyen a 'Tangled' (2010), 'Wreck-It Ralph' (2012), 'Frozen' (2013), 'Big Hero 6' (2014), 'Zootopia' (2016) y 'Moana' (2016). Se podría decir que Disney y Pixar se encuentran en una competencia directa por la dominación del mercado muy lucrativo que es el sector demográficos de niño/as de 3 a 10 años de edad. Lo que algunos no saben es que no hay tal competencia porque uno no puede competir con uno mismo. Disney, como la mega-corporación que es, hizo lo mejor que se puede hacer para dominar un mercado... comprar su competencia.

 

 

Si los estudios Disney fueron los pioneros en la producción de películas animadas con arte tradicional entonces se puede decir lo mismo de Pixar en lo que consta a la producción de películas completamente animadas con computadoras. La historia de Pixar es una particular y es una que tuvo en diferentes instancias a dos figuras muy reconociadas a nivel mundial que ayudaron a este estudio de animación a ser lo que es hoy. Todo comenzó en 1974 cuando el dueño del Computer Graphics Lab (CGL) Alexander Schure reclutó a varios diseñadores y programadores de computadoras para cumplir con  su meta de producir la primera película completamente animada con computadoras. Los creativos del CGL necesitaban de la experiencia de trabajar en un estudio de cine y a partir de 1979 comenzaron a colaborar con el estudio Lucasfilm

de George Lucas. Por los próximos tres años se concentraron en desarrollar y mejorar la tecnología a usarse para la creación de lo que serían las imágenes creadas por computadoras o CGI. En 1982 los creativos del CGL comenzaron a trabajar junto a Industrial Light & Magic que era el departamento de la producción de efectos especiales de Lucasfilm. Los primeros resultados en los avances que estaban logrando en la tecnología de la creación de CGI se vieron en un par de escenas en los filmes 'Star Trek 2: The Wrath of Khan' (1982) y 'Young Sherlock Holmes' (1985). En 1986 la administración de CGL decidió separarse de Lucasfilm y convertirse en una compañía propia. Al independizarse acuñaron el término Pixar como el nombre para su compañía. Como parte del proceso de convertirse en una compañía independiente fue necesario aceptar el capital de inversores. De los primeros inversionistas que arriesgaron capital en Pixar, y que eventualmente sería el tenedor mayoritario de acciones, lo fue el co-fundador Apple Steve Jobs. Para aquel entonces, Jobs no era el

CEO de Apple y, aparte de dedicarse a manejar su propia compañía llamada NeXT, encontró en Pixar una oportunidad genuina de un negocio con mucho potencial. La gente de Pixar estaba consciente de que todavía se encontraban a varios años de realizar su meta de producir una película animada completamente animada con computadoras. En el interín se dedicaron a producir y vender productos tecnológicos como lo era el software llamado Pixar Image Computer. Disney fue uno de los clientes que compraban y usaban el Pixar Image Computer en sus producciones aimadas. En 1991 Disney llegó a un acuerdo multimillonario con Pixar para que este produjera tres películas animadas con computadoras, llegando así el momento para los creativos de Pixar de completar la meta que se habían establecido en la incepción original de la compañía en 1974.

Durante los siguientes cuatro años el panorama financiero de Pixar no era positivo y Jobs estuvo a punto de vender la compañía, pero el estreno de 'Toy Story' en 1995 lo cambió todo. 'Toy Story' fue el primer filme completamente hecho con CGI y estableció el precedente del futuro porvenir de las películas animadas en la industria del entretenimiento. No sólo fue la producción pionera de su clase sino que salvó a Pixar de desaparecer. Pixar y Disney comenzaron a tener desacuerdos fuertes sobre las condiciones del acuerdo ya firmado en el que Pixar se comprometía a producir tres filmes con los que Disney se llevaría la mejor parte económica. Los tres filmes que eventualmente dieron por

cumplido el acuerdo fueron 'Toy Story 2' (1999), 'The Incredibles' (2004) y 'Cars' (2006). Las negociaciones entre Pixar y Disney se complicaron a tal grado que Jobs anunció la disponibilidad de Pixar para colaborar con otros estudios de cine. Eventualmente Disney acordó comprar a Pixar por $7.4 millones de dólares en 2006, pero la transacción fue realizada en acciones del mercado de valores de Disney. Después de la transacción, Steve Jobs se convirtió en el accionista mayoritario de Disney. La compra de Pixar no significó que Pixar se anexaría a la división de animación de Disney. Todo se hizo de manera que el estudio Pixar operara de forma separada y con cierta independencia. Ese modelo se repetiría cuando Disney compró a Marvel Studios y a Lucasfilm. Los estudios responsables por los fenómenos culturales que son el

Marvel Cinematic Universe y Star Wars seguirían operando como una entidad propia, pero bajo la “supervisión” y ojo vigilante de la corporación Disney. Posterior a la adquisición de Pixar por parte de Disney, se produjeron una serie de filmes que tuvieron un gran éxito en la taquilla y que fueron galardonados con muchos premios como los óscar y los golden globes. Algunos de esos filmes son 'Ratotuille' (2007), 'WALL-E' (2008), 'Up' (2009), 'Toy Story 3' (2010), 'Brave' (2012), 'Monsters University' (2013), 'Inside Out' (2015), 'Finding Dory' (2016) y 'Coco' (2017). Una de las películas más exitosas y admiradas de Pixar lo es 'The Incredibles'. Esta película sobre una familia de superhéroes llegó en un momento en que todavía el género de los superhéroes y los comic books no acaparaba la industria del cine como lo hace en el presente. 'The Incredibles' estrenó en el 2004 y, aunque para ese año las películas de 'Spider-Man', los 'X-Men' y 'Blade' ya habían tenido un impacto considerable en la industria y en la audiencia, el dominio de estas películas no era preponderante. No fue hasta el 2008 con el estreno del que se considera el mejor filme del género hasta ahora 'The Dark Knight' y con el estreno de 'Iron Man' (el nacimiento del Marvel Cinematic Universe) que el género de los superhéroes tuvo su resonante ¡Boom! Dicho eso, el consenso es que 'The Incredibles', a pesar de ser un filme animado y de ser una historia no basada en personajes de Marvel ni DC Comics, es considerado de lo mejor del género superado solamente por 'The Dark Knight', 'The Avengers' (2012) y 'The Avengers: Infinity War' (2017). A pesar del éxito de 'The Incredibles' no hubo iniciativas inmediatas para producir una secuela. Ahora catorce años después llega a los cines el nuevo capítulo de las aventuras de la familia Parr mejor conocidos como The Incredibles.

 

 

'The Incredibles 2' comienza justo donde 'The Incredibles' finalizó. Lo usual es que cuando pasa un tiempo considerable entre el estreno de una película y su secuela la historia refleje el que ha transcurrido un tiempo similar en la historia. Pero como es una película animada se pueden dar el lujo de ignorar el tiempo transcurrido. La historia de esta secuela comienza con la familia Parr enfrentando al villano Underminer (John Ratzenberger) quien quiere robar un banco usando una maquinaria enorme que está causando destrucción en la ciudad. Los Incredibles no logran detener al Underminer y no pudieron evitar el daño colateral a la infraestructura. La policía arrestó a la familia Parr porque a pesar de sus actos heróicos del filme original la ley que hacía ilegal a los superhéroes quedó vigente. Rick Dicker (Jonathan Banks), quien ayuda a los Parr a vivir en anonimato como parte del Programa de Súper Relocalización, les dice que dicho programa ha sido cancelado y que no los podrá ayudar otra vez si se meten en algún problema. Dicker deja a los Parr en un motel en el cual sólo pueden habitar por dos semanas. Esto deja a la familia en una posición difícil porque tanto Bob Parr alias Mr. Incredible (Craig T. Nelson) como Helen Parr alias Elastigirl (Helen Hunt) están desempleados y uno de ellos debe buscar trabajo mientras que el otro debe cuidar a sus tres hijos Dash (Huck Milner), Violet (Sarah Vowell) y el bebé Jack-Jack (Eli Fucile). En ese

instante aparece su buen amigo Luicius Best alias Frozone (Samuel L. Jackson) quien les dice que una persona se le acercó luego de los Parr ser arrestados para hacerle una propuesta. Helen y Bob se reunen con Winston Deavor (Bob Odenkirk)  y su hermana Evelyn (Catherine Kheener) quienes son los dueños de una compañía grande de telecomunicaciones. Los Deavor les confiesan que son admiradores de los superhéroes y que quieren ayudarlos a que se elimine la ley que hace a los superhéroes ilegales. Winston les dice que la clave es cambiar la perspectiva pública haciendo que la gente tome más en consideración los sacrificios y las vidas que salvan los superhéroes en vez de enfocarse del daño colateral. Para lograr eso les pide a uno de los Parr que salga a la calle a combatir el crimen y salvar vidas mientras sus acciones son grabadas con una cámara integrada en su

uniforme. Winston usaría las grabaciones para presentar el caso en la opinión pública del bien que hacen los superhéroes y lo necesarios que son. Para sorpresa de Bob, es a Helen a quien le piden ser la persona que sea la imagen de la campaña pro-superhéroes y es ella quien debe aventurarse en las calles buscando acción. Tanto Bob como Helen tienen dudas porque Bob quiere estar activo en la acción y Helen no confía en que Bob pueda con la responsabilidad de cuidar de los niños. Mientras Helen sale a la calle como Elastigirl, Bob intenta de

hacer lo mejor que puede en su rol de cuidador, pero tiene muchas dificultades. Bob tiene problemas para ayudar a Dash con sus asignaciones escolares y también tiene problemas para consolar a Violet quien está desconsolada al ser ignorada por el chico que le gusta. Además, el bebé Jack-Jack comienza a demostrar que posee una multiplicidad de poderes y mantiene ocupado todo el día a Bob quien queda exhausto de toda la responsabilidad doméstica. Por su parte, Elastigirl se enfrenta a la situación de salvar a un tren que está fuera de control y descubre que el ingeniero que conducía el tren fue hipnotizado por un villano nuevo

que se hace llamar el Screenslaver. Es de este modo que la familia Parr tiene que lidiar con el peligro de un villano misterioso capaz de controlar las acciones de cualquier persona a la vez que deben continuar con el reto de balancear sus vidas personales con su realidad de ser individuos con súper poderes. En una sociedad donde es ilegal ser un superhéroe, es deber de los Incredibles demostrar que el verdadero heroísmo es aquella acción altruísta en la que se está dispuesto a hacer sacrificios por el bien de la sociedad y también por el de la familia.

 

 

Después de catorce años 'The Incredibles 2' ha demostrado desde su fecha de estreno que en definitiva el primer filme es un clásico y que la audiencia tenía hambre de ver más aventuras de la familia Parr. Brad Bird dirigió y escribió la historia del primer filme y retorna para la secuela asegurando así la continuidad en todo lo que concierne a las decisiones creativas. La historia que Bird presentó en el 2004 con 'The Incredibles' fue muy relevante para ese entonces debido a que, como mencioné anteriormente, todavía el género de los superhéroes no estaba acaparando la industria. Fue de mucho interés para la audiencia el ver una historia original con personajes originales que brindaba algo nuevo a la escena del cine. Se considera a 'The Incredibles' un buen estudio de los superhéroes

porque se enfoca principalmente en la dinámica de la familia y de cómo cada miembro lidia con su dilema existencial de qué hacer con sus poderes en una sociedad donde es ilegal usarlos ni siquiera para hacer el bien. 'The Incredibles 2' continúa esta historia de los dilemas familiares de encontrar un balance entre lo súper y lo normal. La diferencia entre ambas películas está en que la historia en 'The Incredibles' era una innovadora en 2004 porque tocó varios temas que en otras películas del género no habían explorado. Ahora en el 2018 la

historia en 'The Incredibles 2' no presenta nada realmente nuevo a la vez que no desarrolla mucho los personajes centrales. Se podría decir que los personajes que más desarrollo tienen son Mr. Incredible en su esfuerzo de ser un buen 'amo de casa' y el bebé Jack-Jack quien va demostrando toda una gama de poderes que le dan el potencial de ser en un futuro el superhéroe más poderoso de la familia. La poca innovación de la historia hace que la película dependa de la acción, el humor y los visuales para mantener el interés del

espectador. Afortunadamente el filme sobresale en esos departamentos. El humor del filme es muy bueno y es un humor que tanto infantes como padres pueden disfrutar. La acción es frenética e intensa y se beneficia mucho de todo el adelanto tecnológico logrado por Pixar por los pasado catorce años. Los visuales de 'The Incredibles' se ven todavía muy bien a pesar de haber sido creados hace una década y media. Pero se nota por mucho la diferencia y la mejoría en la calidad

visual en 'The Incredibles 2'. Hay dos secuencias que sirven de ejemplo de lo superior que son la acción y los visuales en esta secuela. Hay una escena muy cómica en la que el bebé Jack-Jack tiene una confrontación con un mapache en la que el bebé usa todos sus poderes de forma expontánea. La otra escena es una en la que Elastigirl tiene una pelea con el Screenslaver dentro de un cuarto con una iluminación casi psicodélica. Además de los excelentes visuales y la gran acción todo el filme es elevado por una partitura genial creada por Michael Giacchino. Giacchino se ha convertido en uno de

los compositores musicales más importantes de la industria y una vez más sobresale al darle vida extra a un filme que de por sí ya es excelente. El elenco de actores originales vuelven una vez más a darle vida a sus personajes después de mucho tiempo. Mientras que la presencia de Bob Odenkirk y Catherine Kheener es muy adecuada en su interpretación de los hermanos Deavor. A pesar de lo débil de la historia prinicipal, la suma de todas las partes hace que 'The Incredibles 2' sea otra adición de alto calibre al catálogo impresionante de películas producidas por el estudio Pixar.

 

Estamos en medio del maremoto de superhéroes que inundan el cine y la televisión, para bien o para mal. DC y Marvel tienen una presencia dominante en el cine, la televisión y los servicios en línea (Netflix, Hulu). El ofrecimiento de historias y personajes no relacionados esas dos marcas ayuda a que el género no muera por saturación. Yo no compro la idea de que el exceso de películas de un género hará que la gente se canse y la demanda por ese producto

desaparezca. Un género muere cuando lo producido es malo y/o mediocre. Si se siguen produciendo filmes de alta calidad que sean del interés para adultos y menores el género persistirá en la industria. Dicho eso, se puede apostar con seguridad que el éxito financiero y crítico ya confirmado de 'The Incredibles 2' resultará en más secuelas. Y si esas secuelas resultan ser igual de buenas que su predecesoras pueden estar seguros que Pixar y Disney seguirán ordeñando la vaca hasta que quede seca. Al final del día, todo es cuestión de oferta y demanda. 

 

My score: 8/10

IMDB score: 8.5/10

Rotten Tomatoes: 94%

Metacritic score: 80

Cinemascore: A+

 

*Para más contenido sobre cine y televisión pueden visitar el grupo 'Cinéfilo sin remedio 2.0' en Facebook. 

 

*Las imagenes provienen de www.imdb.com y www.screenrant.com 

 

Please reload