top of page
Recent Posts
Featured Posts

Película: Solo – A Star Wars Story


Director: Ron Howard

Libreto: Jonathan Kasdan; Lawrence Kasdan

Música: John Powell

Elenco: Alden Erenreich; Woody Harrelson; Emilia Clarke; Joonas Suotamo; Donald Glover; Thandie Newton; Phoebe Waller-Bridge; Paul Bettany; John Favreau; Erin Kellyman


Hace mucho tiempo en una galaxia muy lejana llamada Hollywood había un director de cine joven llamado George Lucas. Este fue el creador de lo que hoy es quizás la franquicia cinematográfica más popular e influyente de la historia del cine y de la cultura popular en general. A mediados de la década del 1970 Lucas estaba preparando lo que sería la producción de su película titulada 'Star Wars' (años después se le añadiría al título 'Episode IV A New Hope'). Como parte de la pre-producción Lucas necesitaba elegir a los actores y actrices que formarían parte del elenco del filme. Como parte del proceso de 'casting' (elección de actores y actrices) se fueron eligiendo caras conocidas y no muy conocidas para los distintos roles protagónicos y secundarios. Entre las caras conocidas estuvieron el ganador del oscar Sir Alec Guinness para el rol del maestro Jedi Obi-Wan Kenobi y el reconocido actor británico Peter Cushing para el rol del líder imperial Grand Moff Tarkin. Para tres roles protagónicos Lucas quería elegir caras noveles y jóvenes. Para los roles de


Luke Skywalker y de la princesa Leia Organa se eligieron a Mark Hamill y a Carrie Fisher respectivamente. El tercer personaje del trío de protagonistas era el del piloto y contrabandista espacial Han Solo. Cuenta la leyenda que uno de los actores considerados originalmente para ese rol fue Harrison Ford. Lucas decidió no elegirlo inicialmente porque no era lo suficientemente desconocido. Resulta que Ford fue parte del elenco del filme escrito y dirigido por George Lucas 'American Graffiti' (1973) el cual fue un filme muy exitoso. Aunque Ford no fue protagonista de ese filme Lucas prefirió buscar otras opciones con menos experiencia. Pero el destino (o quizás la Fuerza) tenía otros planes e intervino en el asunto. Como parte del casting para los roles de Luke Skywalker y Leia Organa, Lucas y las personas a cargo del proceso de audiciones necesitaban a alguien que leyera el diálogo del personaje de Han Solo y que interactuara con actores y actrices audicionando para los otros papeles protagónicos. Se le pidió a


Harrison Ford que realizara esa labor. Durante esa época, Ford ya tenía cierta experiencia como actor aunque no encontraba mucho trabajo constante. Para poder generar ingresos Ford hacía trabajos de carpintería. Audicionaron para el rol de Han Solo actores jóvenes para entonces (hoy muy famosos) como Kurt Russell, Al Pacino, Christopher Walken y Billy Dee Williams (quien sería elegido para el rol de Lando Calrissian para los Episodios V y VI). La impresión que dejó Harrison Ford al leerle las líneas a quienes audicionaron para los otros roles fue tan positiva que George Lucas decidió finalmente elegirlo para que interpretara a Han Solo. En 1977 estrenó en los cines 'Star Wars' y el éxito fue de tal magnitud que causó un cambio de paradigma en la industria del cine. Fue el papel que catapultó a Harrison Ford a la fama mundial y le abrió las puertas para protagonizar clásicos del cine como 'Blade Runner'(1982), 'Raiders of the Lost Ark' (1981), 'The Fugitive' (1993) entre otros. Cuando se habla de Harrison Ford es inevitable pensar en Han Solo y en Indiana Jones, pero fue el primero de ambos personajes el que lo convirtió en un ícono de la cultura popular.



Ya es harto sabido que en el 2012 la corporación Disney le compró a George Lucas los derechos de propiedad de la franquicia de Star Wars y todo lo relacionado con esta. Disney adquirió la franquicia por $4.06 billones de dólares. Cuando una compañía gasta tanto dinero comprando algo no es para protegerlo para la posteridad y no hacer algo con eso. Era más que obvio que Disney iba a revivir la franquicia para tratar de recuperar su inversión y generar ganancias a la larga. La industria del cine es un negocio que se alimenta de las fantasías y el apego de los fanáticos por lo que el ofrecimiento de productos relacionados a una franquicia tan popular es inevitable. Una vez Disney reorganizó el estudio Lucasfilms al nombrar como presidente a Kathleen Kennedy, se anunció que se produciría una trilogía de filmes que sería una secuela de la trilogía original. Esta serie nueva de películas introduciría a personajes nuevos y a la vez traería de vuelta a los personajes de la trilogía original. Estas películas fungirían como una continuación de la historia que comenzó con 'Episode IV A New Hope', continuó con 'Episode V The Empire Strikes Back' y culminó con 'Episode VI Return of the Jedi'. A la misma vez la secuela nueva sería un 'pase de antorcha' de la generación original de personajes a la generación nueva. En 2015 estrenó 'Episode VII The Force Awakens' y fue un éxito rotundo que tuvo un buen balance entre los personajes nuevos y los originales todos formando parte de una historia que comenzaría la nueva expansión y reinicio del mythos de Star Wars. Harrison Ford retornó para ser una vez más Han Solo. La historia de 'Episode VII' colocó a Solo en


una situación particular cuando el hijo que tuvo con Leia Organa, Ben Solo, era el villano sensitivo al poder de la Fuerza y que sucumbió al lado oscuro de la misma. Como ya se sabe, Ben Solo mata a su padre Han Solo cuando este trataba de convencer a su hijo de retornar a la luz. La muerte de Han Solo no sólo representó un momento icónico en el mythos de Star Wars sino que también representó el cumplimiento de un deseo que tenía Harrison Ford. Cuando llegó el momento de filmar 'Return of the Jedi' en 1982 para así concluir la trilogía original, Ford le pidió a George Lucas que incluyera como parte de la historia que Han Solo muriera. Ford entendía que la muerte de forma heróica de su personaje sería la mejor manera de cerrar su 'story arc' (historia del personaje). Pero George Lucas se negó a satisfacer tal petición. Tres décadas después se le cumpliría el deseo a Ford cuando Han Solo muere de 'manera muy dramática. El consenso es que la labor de Ford en 'The Force Awakens' fue su mejor actuación en ese rol dándole así un final digno a un personaje tan admirado. Pero el concepto “final” en la industria del cine es muy fluído y es como el futuro según le dijo Yoda a Luke, “impredecible y siempre en movimiento.”


Además de la trilogía nueva que continúa la saga de Star Wars, Disney y Lucasfilms anunciaron que producirían una serie de filmes paralelos de la saga principal. Estos filmes serían spin-offs y/o precuelas que conformarían una antología de películas. Al igual que el Marvel Cinematic Universe, todos los filmes nuevos serían parte de un mismo universo y todos estarían conectados de una manera o de otra. El primer filme que vió la luz como parte de la antología de producciones nuevas lo fue 'Rogue One: A Star Wars Story' la cual estrenó a finales del 2016. Esta película fue un gran éxito al ser mucho mejor de lo que muchos anticiparon. Este este éxito alentó a Lucasfilms/Disney a continuar con su plan y de ese modo anunciaron que la próxima película que sería parte de la antología sería una que se basaría en los orígenes de Han Solo. Hubo mucha excitación ante el prospecto de tal proyecto, pero a la misma vez hubo mucho escepticismo especialmente de los fanáticos más acérrimos de la franquicia. La oportunidad de ver más películas de Star Wars es algo que a todo el mundo le fascina, pero la idea de que se 'revise' o 'trastoque' un personaje tan querido es algo que a mucha gente le causa grima y desazón. La historia y personajes de Star Wars es una que ya tiene cuarenta años de existencia. Su mitología no sólo está compuesta de las películas que todos conocemos sino que también incluyen series de televisión, comic books, juegos de vídeo, novelas y otros medios creativos cada uno aportando al canon de la franquicia. A ese canon, que se le conocía como el Star


Wars Expanded Universe (SWEU), se le añadieron personajes nuevos y se desarrollaron aún más los personajes conocidos incluyendo a Han Solo. Los fans consumieron por muchos años estas novelas, comic books, etc. y aceptaron el canon del Expanded Universe como palabra bíblica. Pero Lucasfilms/Disney tomó la decisión de no considerar al Star Wars Expanded Universe como el canon oficial y renombrarlo como 'Legends'. La idea tras esto es que las producciones nuevas no estén limitadas ni obligadas a adaptar todas la historias que ya eran parte del SWEU. La estrategia es una inteligente porque así tienen más libertad creativa. El problema está en que los fans estaban muy apegados al canon del SWEU que ahora se denomina 'Legends'. Era como haber vivido por cuarenta años y de pronto tener que cambiar de personalidad y tener que decirse a uno mismo que las memorias de esa vida son falsas. Ese escenario no es agradable. Un ejemplo de la situación creada por el cambio de canon lo es la trilogía de novelas sobre Han Solo publicadas entre 1997 y


1998. Estas novelas fueron escritas por la autora Ann C. Crispin y exploran la vida de Solo antes de los acontecimientos de la película original. Los títulos de estas novelas son 'The Paradise Snare', 'The Hutt Gambit' y 'Rebel Dawn'. Para los fans los detalles sobre la vida de Han Solo contenida en estas y otras novelas era letra sagrada. La decisión de Lucasfilms/Disney de crear un canon nuevo y de producir una película sobre el origen de Han Solo significaba que los fans tenían (y tienen todavía) que ajustarse a una realidad nueva. Ahora la pregunta sería quién sería el actor que interpretaría la versión joven de Han Solo y quien dirigiría la película. El actor escogido para ser el nuevo Han Solo fue Alden Erenreich. Algunos lo vieron como una buen selección y otros no tanto. Su actuación en la película de los hermanos Cohen 'Hail, Ceasar!' (2016) fue suficiente para convencer al estudio de que era la persona ideal para un rol tan importante. Para la dirección del filme se escogieron a los directores Phil Lord


y Christopher Miller. Lord y Miller usualmente trabajan juntos y son reconocidos por ser los directores de las películas animadas 'Cloudy with a Chance of Meatballs' (2009) y 'The Lego Movie' (2014). También fueron los directores de las comedias '21 Jump Street' (2012) y '22 Jump Street' (2014). La elección de estos directores fue bien recibida aunque levantaba un poco de suspicacia debido a que estos se caracterizan por dirigir y escribir comedias. La franquicia de Star Wars no se reconoce por ser una muy cómica. Sus historias contienen humor, pero no al nivel de llegar a la comedia. Muchos insinuaron que el estudio haber escogido a Lord y a Miller se debía a que Lucasfilms/Disney quería que el filme de Han Solo fuera similar en tono al éxito de Marvel 'Guardians of the Galaxy' (también propiedad de Disney). Esa posibilidad era interesante, pero generó algo de dudas porque ese tono se alejaría de la establecido por la franquicia durante toda su historia. Una vez comenzada la producción y filmación del filme comenzaron a correr rumores de varias complicaciones. Primero, se escuchaba que el estudio no estaba satisfecho con la labor de Alden Erenreich y, segundo, también se escuchaba que habían diferencias creativas entre los directores y el estudio. Esas diferencias


creativas resultaron en que el estudio despidiera a Lord y a Miller y optara por sustituirlos. La noción de que el estudio quería un filme similar a 'Guardians of the Galaxy' resultó errada. Según se reportó, fueron Lord y Miller los que durante la filmación se fueron desviando del libreto escrito por el veterano Lawrence Kasdan (escritor de los libretos de 'The Empire Strikes Back' y 'Return of the Jedi') y si hijo Jonathan Kasdan. Los directores pretendían añadir más comedia a la historia preestablecida e instaban al elenco a improvisar durante la filmación. Eso no fue del agrado del estudio y sus ejecutivos por lo que decidieron dejar ir a Lord y a Miller y sustituirlos por el director veterano Ron Howard. Howard es un destacado director responsables de múltiples éxitos como 'Apollo 13' (1995), 'A Beautiful Mind' (2001), 'The DaVinci Code' (2006), 'Angels & Demons' (2009), entre otros. Este ganó los oscars al mejor director y mejor película por 'A Beautiful Mind'. La opinión general es que Howard fue una buena selección, pero el hecho de que se iban a filmar nuevamente muchas escenas (reshoots) y a cambiar