© 2019 Producida por Fornes & Miranda Enterprises, LLC.

  • w-facebook
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Clean
  • w-youtube
  • W-Pinterest

April 6, 2019

February 13, 2019

December 31, 2018

Please reload

Recent Posts

Memorial Day Makeup!

May 26, 2019

1/10
Please reload

Featured Posts

Durante muchos años, ha sido práctica común el visitar un médico, para chequeos generales o cumplimientos netamente laborales, pero casi nunca pensamos como mujeres en cuidar realmente nuestra salud como se debe, por ello debemos comprender desde el concepto a que se refiere la salud para nosotras y que aspectos abarca.

Para ello debemos conocer primeramente lo siguiente: ¿Que es la salud sexual y reproductiva? En relación a nosotras…bueno esta se refiere al bienestar físico, mental psicológico y social en el ejercicio de la sexualidad, además implica la prevención, diagnóstico y tratamiento de las infecciones o enfermedades de transmisión sexual, la información necesaria para decidir el inicio de las relaciones sexuales y el ejercicio de una vida sexual segura, placentera y basada en el consentimiento, y, por tanto, ausente de coacción, fuerza, discriminación, violencia, intimidación o amenazas, todo ello definido según el programa ciudad mujer de El Salvador, este concepto se relaciona íntimamente con lo que ya hemos hablado de la salud mental según la OMS, que menciona que «La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades».

A partir de estas dos concepciones, veremos la importancia de nuestra salud en ambos sentidos pues estamos inmersas en factores de riesgo tales como:

 

La depresión, en el que los factores hormonales pueden jugar un papel fundamental. Las hormonas explican que entre el 3% y el 8% de la población femenina en edad reproductiva sufre trastorno disfórico premenstrual, que se caracteriza por síntomas de depresión graves, irritabilidad y tensión antes de la menstruación, así como también hay factores sociales, como el hecho de estar en paro, la sobrecarga de trabajo o vivir una situación de violencia psicológica o física, que afecta más al género femenino y predisponen a que se desarrolle una patología psiquiátrica.

Muchas cosas como las que he escrito se deben a situaciones como las siguientes: al no seguir el rol tradicional de ama de casa y madre y decidir ser parte del mundo laboral, no dejamos el primer rol y también debemos atender a nuestra pareja e hijos; además estas acciones tensan al igual que una jornada de trabajo, al intentar conciliar los roles nos llegamos a sobre exigir y es ahí cuando surgen las enfermedades psicosomáticas tales como diabetes, hipertensión, cefaleas, migrañas, síndrome del colon irritado, entre muchas otras  que tanto daños nos hacen.

Todo ello también influye en nuestra vida sexual, pues al no querer por ejemplo cumplir con el rol de la maternidad, o tener libertad sexual de forma amplia, se nos considera como mujeres insanas, al no pensar o actuar conforme el canon exigido, en muchas ocasiones las mujeres nos vemos obligadas a satisfacer sexualmente a nuestra pareja, pero si pedimos también nuestra satisfacción o algún tipo de innovación en la atmósfera sexual que vivimos se nos tilda de promiscuas o “libertinas” cuando es un derecho que como seres tenemos que va desde el negarnos al acto sexual, así como también pedir por ejemplo cumplir las reglas básicas de cuidados en la actividad sexual (uso de condón, métodos anticonceptivos etc).

 Por todo lo que les he comentado es recomendable tomar en cuenta lo siguiente:

  • Establece con claridad tus prioridades y objetivos de vida, para que recuerdes siempre que tú eres la prioridad, pues es tu vida.

  • Haz un horario para hacer el trabajo de casa, míralo como una actividad más recreativa y no como una obligación, (Aunque nos lo hayan hecho sentir, según nuestra forma de crianza).

  • Si decidiste formar una familia empieza a compartir responsabilidades de casa con todos de acuerdo a su edad y habilidades, esto les ayudará a manejar el estrés a todos.

  • Si tienes una vida sexual muy activa y con múltiples parejas, recuerda que aunque sea solo de un momento o una noche esa persona, no debes descuidar tu salud, ni exponerte a contagios que pueden ser evitables, si él o ella no quiere cuidarse, ni que tú lo hagas, valora que tanto valdrá la pena ese momento de placer que pondrá en riesgo tu salud y tu vida.  

     

     

     

     

     

     

     

     

     

Please reload

Please reload