© 2019 Producida por Fornes & Miranda Enterprises, LLC.

  • w-facebook
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Clean
  • w-youtube
  • W-Pinterest

April 6, 2019

February 13, 2019

December 31, 2018

Please reload

Recent Posts

Memorial Day Makeup!

May 26, 2019

1/10
Please reload

Featured Posts

Resulta interesante observar como la naturaleza del ser humano, le ha permitido a lo largo de la historia adaptarse a diferentes entornos tanto naturales como sociales, y es agradable verificar como esta capacidad puede preceder cambios y mejoras en la vida del mismo.

 

Por mi propia experiencia considero importante siempre mantener esa capacidad disponible, pues no sabemos el momento en que la vida misma nos haga girar a un cambio inesperado y si nuestra adaptación no se encuentra presente, este cambio puede ser el derivante de los días más grises que vivamos.

 

Cuando todo a nuestro alrededor está cambiando, es muy probable que inicialmente nos afecte o que no comprendamos a cabalidad qué es lo que está sucediendo, pero si estamos dispuestos a adaptarnos, el cambio será más placentero, y nos permitirá crecer como personalidad, y aprovechar lo mejor de estas nuevas oportunidades que se están presentando.

 

Si por el contrario nos volvemos reacios a lo nuevo, ya sea en experiencias de vida, aprendizaje, trabajo y otras situaciones estaremos condenando a nuestro cerebro a no desarrollarse más lo que motivara nuestro aislamiento, y separación en algunas ocasiones hasta de nuestra familia o trabajos pues al no comprender las nuevas formas en que se harán o vivirán las situaciones, nos volvemos inadaptados e infelices.

 

 

Es natural que lo nuevo nos de temor pues a veces nuestra vida cambia de forma radical en cuestión de horas o días y si queremos sobrellevar ese impase que se presenta debemos tomar en cuenta que los cambios siempre serán buenos por muy oscuros que parezcan.

 

 

Al no adaptarnos a los cambios, y mantener esta tensión podemos generar la pérdida de la salud mental, y llenarnos de frustraciones y fracasos que nos van deteriorando pues al no permitirnos abrazar lo nuevo como una oportunidad de aprendizaje y crecimiento, experimentaremos insatisfacción personal y podríamos llegar por ello a perder grandes oportunidades en muchos campos de nuestra vida.

 

Adaptarnos cambiar, tratar de comprender la diversidad de situaciones que la vida nos ofrece, se vuelve pues el camino más placentero para vivir, contrario a la inadaptación y rigidez mental, que no permite que seamos parte de esta nueva etapa que se nos presenta en cualquier instante de nuestra vida y que, al aceptarla, puede brindarnos quizás los momentos más intensos y felices de nuestra existencia.

 

No hay que temer a lo nuevo, simplemente es cuestión de adaptación, hacerlo indudablemente te hará una mejor persona y ampliará tu perspectiva de vida…

 

inténtalo.  

 

*Las imágenes contienen su respectivo link de donde se obtuvieron las mismas.

 

 

 

Please reload

Please reload