© 2019 Producida por Fornes & Miranda Enterprises, LLC.

  • w-facebook
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Clean
  • w-youtube
  • W-Pinterest

April 6, 2019

February 13, 2019

December 31, 2018

Please reload

Recent Posts

Memorial Day Makeup!

May 26, 2019

1/10
Please reload

Featured Posts

Hace mucho que no escribía, con lo cual me gustaría volver con un mensaje más que positivo. Como siempre hablamos, estamos en una sociedad que intenta hegemonizar los cuerpos, que intenta –si no es que lo logra ya- decirte y convencerte que no estás a la altura, que hay que ser delgado, que cuando lo logre vas a ser feliz, que no sos ni apto ni digno de existencia misma y muchas otras cosas más. Y aunque suene exagerado, no lo es. Se intenta invisibilizar al cuerpo distinto pero al mismo visibilizar para que sea el ejemplo de lo que está mal y así llevarnos a todos por el mismo camino: la hegemonía corporal.

 

Bueno, yo, María Belén, me niego a que eso ocurra. Y te invito a que me acompañes en esta lucha. En esta revolución corporal y de cuerpo reales. Ojo, no hablo sólo de las tallas grandes, sino de TODOS los cuerpos, porque todos son reales y todos tenemos derecho a existir. Te invito a reflexionar, a pensar en cuántas veces te sentiste mal por ser como sos y no pudiste defenderte, a volver a ese punto donde pensabas que estabas mal, cuando llorabas o te angustiabas porque te hacían sentir que no pertenecías; te invito a que lo hagas y que lo tires a la basura. Cuesta, lo sé, y no es de un día para otro, pero la mochila pesa mucho como para llevarla sobre tus hombros. Además, ¿sabes qué?, NO ESTÁS MAL. He dicho muchas veces, y espero que lo recuerdes, es TU vida y Tu cuerpo, VOS sos el dueño y podes HACER lo que quieras. Por eso, relax, VOS ESTÁS BIEN. Mira dentro tuyo, respira y hablaté, de la forma que quieras pero hablaté. Miraté al espejo, ¿qué ves? No te castigues, sólo observa y empezá a sanar. Repito, no es fácil, pero hay que empezar. Relajaté, es TU decisión, y de nadie más.

 Foto 1:  Gisele

El viaje será a tu tiempo, el recorrido es tuyo, pero un día vas a despertar sintiéndote diferente o quizás como deberías haberte sentido siempre. Hoy no te cambias enseguida, preferís estar como dormiste, en pijama o con esa remera (camiseta) larga y que te queda grande (que es lo más cómodo que hay), te servís el desayuno y revisas tu teléfono celular. De repente, por equivocación o destino, se prende la cámara frontal, pero esta vez no la sacas enseguida. Te miras y miras, pensando “que linda” y te sacas una selfie. Te la guardas, porque no importa que los demás la vean, es tuya; eso sí, no sólo queda guardada en el móvil, sino en vos, como una victoria personal. Hoy es la selfie, en pijama y recién levantada, mañana quién sabe, quizás un plano más amplio. ¿No tenías una prenda favorita? Te sugiero que la busques y la dejes cerca, nunca se sabe cuando la podes usar. Ese día algo cambio, algo se está gestando. No corriste a cambiarte la ropa, te tomaste tu tiempo frente al espejo, pero esta vez no fue para criticarte, sino porque no te decidías que te quedaba mejor. Finalmente dejaste ese outfit negro que creías el único favorecedor y te pusiste color, tu favorito y lo combinaste con una sonrisa –suena a frase hecha, pero realmente estás sonriente-. Algo cambió, ya no se ve todo gris. Algo se empezó a gestar. Hoy sentís que te llevas el mundo por delante.

 Foto 2: Samanta

Los días transcurren de la misma forma, no era un hecho aislado, pero hoy es más fuerte que antes. Caminas por las calles, no sólo sonriendo sino prestándote atención sólo a vos. Ese helado o golosina que antes no comías en público, hoy lo disfrutas como el manjar que es, hoy te importa poco lo que digan de vos o si te están juzgando, porque simplemente tenías ganas. Y caminas, llevándote el mundo por delante, sin tapujos ni represión y lo más importante con alegría. Te empezás a sentir liviana, tu cuerpo –“grande” o “chico”- se empieza a alivianar. Hoy recordás tu prenda favorita y que la sacaste aquella mañana, llegó el momento de usarla. Hoy es el día, ¿para qué esperar más? Hasta el clima ayuda. Luego de la rutina de todos los días, decidís salir a divertirte, y ESA prenda va a ser tu compañera. Ya no más esconderse, ya no más pelearte con vos, hoy se sale. La ansiedad te llena el cuerpo, y ahí estás, otra vez frente al espejo, aunque esta vez no le prestas mucha atención, simplemente te vestís con lo que querés y punto. Esa imagen va a reflejar algo bueno, quiera o no, sólo porque “se lo ordenas”. El espejo no es tu dueño, sos VOS.

 Foto 3: Carolina

Por último, pero no realmente, llega ese momento. Ese momento que te das cuenta que era lo que estaba pasando: te estabas queriendo tal y como sos. Empezaste a amarte sin darte cuenta y ahora es más claro que el agua. Ese peso sobre tus hombros dejó de estar, te sentís más libre y, ¿por qué no?, más bella. Finalmente eso es lo que importa. Esas pequeñas victorias personales se fueron transformando en la GRAN victoria. Ese batallar día a día, dio sus frutos, no te dejaste vencer. La lucha no terminó, pero ahí estás, mejor parada, ahora si sabes defenderte y no de la misma forma que te agreden, sino con amor propio, el que vale más, aquel que no se rompe. Claro que va a haber días que te sientas mal, pero esos pasarán a ser los días aislados, los “otros”, esos que creías que no eran para vos, ahora es tu realidad y estás orgullosa de eso. “El mundo está lleno de etiquetas y cánones que me condicionan. Pero me quiero. Porque poco a poco, voy reconociendo el cuerpo que habito, todo lo que soy. Hoy la selfie, mañana plano medio, pasado cuerpo entero. Porque hoy dejé de taparme en la playa. Mañana será la bikini o me quito la remera en la playa. El año que viene quizás me anime a resaltar mis curvas con una colaless o la zunga. Porque cada uno de nosotros tenemos derecho a vestirnos como nos gusta, como estemos cómodos y sin castigar a nuestro cuerpo. (…) La belleza no tiene que ver con la cantidad de grasa, o no, que tenga tu cuerpo. Derroquemos a los estándares fascistas de belleza. El único amor que vale es el propio.” (Extracto de #SeArmoLaGorda, blog sobre empoderamiento corporal y body positive). Porque hoy más que nunca:

 

Créditos: 

Foto 1: https://www.facebook.com/Gisele-267059463708186/ (Fotógrafa: Ayelen Daniels)

Foto 2: https://www.facebook.com/SamiAlonsoPlusModel/ (Ph: Analia Arce, MakeUp: Ayelen Carena)

Foto 3: https://www.facebook.com/CaroSanchezAlvarez/ (Ph: Rodrigo Paredes, MakeUp: Deborah Cruz)

Foto 4: https://www.facebook.com/mariabelensaintpierre/ (parte del blog que hago con mi socia Samanta Alonso, sobre empoderamiento corporal, la imagen es realización por ella)

 

Please reload

Please reload