© 2019 Producida por Fornes & Miranda Enterprises, LLC.

  • w-facebook
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Clean
  • w-youtube
  • W-Pinterest

April 6, 2019

February 13, 2019

December 31, 2018

Please reload

Recent Posts

Memorial Day Makeup!

May 26, 2019

1/10
Please reload

Featured Posts

Creador: Beau Willimon

Actores: Kevin Spacey; Robin Wright; Michael Kelly; Derek Cecil; Jayne Attkinson;

Paul Sparks; Boris McGiver; Neve Campbell; Joel Kinnaman; Campbell Scott; Patricia Clarkson

 

La política es una de las actividades humanas cuyo propósito es la de tomar decisiones para mantener el orden social y alcanzar el progreso de la misma. Sin embargo, es la actividad donde más se manifiesta el individualismo, egoísmo y ansias de poder que en última instancia es lo más que afecta negativamente a la sociedad. Si hay algo que tenemos en común casi todos los humanos es que nos quejamos y nos exaspera a diario lo que hacen o dejan de hacer los políticos y/o líderes de un país. Las personas deambulan bajo la ilusión de que viven en una democracia (haciendo alusión a la democracia clásica de la antigua Grecia) cuando

en realidad vivimos en una democracia representativa. El poder no está en el pueblo sino en los representantes que estos eligen. Y esos representantes usualmente hacen lo que más les conviene no en favor del pueblo sino de los intereses de sus partidos políticos, los intereses de sus donantes más influyentes y de sus propios intereses económicos personales. En los Estados Unidos, y en Puerto Rico por extensión, no existe la democracia. Lo que existe es una partidocracia tribalista corporativa. Todas las decisiones sobre política pública, economía y relaciones exteriores giran en torno al beneficio del partido político en el poder, la agenda ideológica que postulan y de los entes individuales/corporativos que más influencia tienen sobre el político y sobre su partido. El poder, el dinero y la influencia son algunos de los mayores motivadores de la acción humana. Pero en la política lo son todo.

 

En el cine y la televisión se han explorado a cabalidad el mundo y el inframundo de la política. Si hay una serie que de verdad llega a la médula de la naturaleza corrupta y de las luchas de poder inherentes en la política, en especial en los Estados Unidos, lo es 'House of Cards'. Esta es una serie exclusiva del servicio de contenido en el internet Netflix. Ya va por su quinta temporada, la primera estrenó en 2013, y en el género del drama político es lo más cercano que hay a 'Game of Thrones'. 'House of Cards' es una adaptación de la miniserie del canal BBC de Londres del mismo nombre y que a su vez se basa en la novela del autor Michael Dobbs. La serie de Netflix sigue las acciones del congresista Frank Underwood (Kevin Spacey) quien es representante de Carolina del Sur y Whip (líder del piso) de la mayoría demócrata en la Cámara de

Representantes. La mayor ambición de Underwood era ser nombrado Secretario de Estado, pero cuando el presidente nombra a otra persona incumpliendo su promesa, Underwood decide poner en curso un plan para sabotear al presidente y obtener el poder para si mismo. Frank cuenta con la compañía y asistencia de su esposa Claire Underwood (Robin Wright) y de su chief of staff Doug Stamper (Michael Kelly). Claire comparte las mismas ambiciones de influencia y poder de su esposo, a la misma vez comparte su personalidad totalmente fría, calculadora y pragmática. Por su parte, Stamper es absolutamente leal a Frank y es capaz de hacer el trabajo sucio tras bastidores. A través de las cinco temporadas la audiencia puede presenciar cómo Frank y Claire manipulan a otros políticos, cabilderos y miembros de la prensa para lograr sus propósitos. Frank asesina, hace acuerdos cuestionables y destruye la reputación de sus enemigos, Vemos cómo de ser el Whip de la Cámara Frank asciende a la vicepresidencia hasta

llegar a ser el presidente de los Estados Unidos. En la temporada más reciente, Frank está en medio de la campaña electoral para ser reelecto con Claire fungiendo como la candidata para la vicepresidencia. No sólo vemos las artimañas de Frank y Claire para ganar, mantener o aumentar su poder sino que también vemos las manipulaciones y juegos de influencia de jefes de campaña y asesores como Mark Usher (Campbell Scott) y Jane Davis (Patricia Clarkson) que también buscan adelantar sus intereses personales y profesionales. En la política, y en toda actividad humana relacionada a esta, nadie está ajeno a la constante lucha por obtener poder, dinero e influencia.

Esta serie se caracteriza por dejar que el personaje de Frank Underwood haga constantemente lo que se conoce como 'romper la cuarta pared' que es cuando un personaje se dirige con gestos o diálogo a la audiencia. De esta manera, el personaje le deja saber al que ve sus pensamientos más sinceros y sus justificaciones para sus actos. Kevin Spacey y Robin Wright son actores con carreras muy destacadas, pero en definitiva su labor en 'House of Cards' son sus mejores actuaciones, las que ya han sido galardonadas con varios premios. Como toda serie con múltiples temporadas, esta tiene sus altas y bajas en la historia que cuenta, pero la calidad de la misma es sumamente consistente. Esta es una de las series que son 'must see tv' y es mi recomendación que le den un vistazo en Netflix o en dvd/blu-ray.

 

*Todas las imágenes contiene su respectivo enlace de donde se obtuvieron las mismas.

Please reload

Please reload