© 2019 Producida por Fornes & Miranda Enterprises, LLC.

  • w-facebook
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Clean
  • w-youtube
  • W-Pinterest

April 6, 2019

February 13, 2019

December 31, 2018

Please reload

Recent Posts

Memorial Day Makeup!

May 26, 2019

1/10
Please reload

Featured Posts

En la vida de cada ser humano hay muchas cosas que se viven. De estas cosas hay muchas cosas importantes y nos gusta compartir esos momentos importantes con familiares y amigos. Cumpleaños, graduaciones, ascenso en el trabajo entre otros. El ser humano tiene como necesidad proponerse metas y poco a poco ir alcanzándolas. Esto es como una naturalidad de los seres humano y se siente sumamente bien cuando se logra cada meta pensada. Que una persona tenga un norte en su vida y metas trazadas es algo muy normal y bueno porque significa que está claro en lo que desea en su vida. Así que es importante tener metas en la vida, pero hay algo que es clave para que todas estas metas que queremos alcanzar sean de bendición para nuestras vidas y es que siempre lo espiritual este presente.

 

En el momento que nos proponemos una meta y/o un logro que queremos alcanzar en la vida nos preparamos poco a poco. Comenzamos por hacer un plan y que como podemos lograr o llegar hasta donde queremos llegar. Luego de eso empiezan los intentos y a seguir el plan que nos trazamos. Siempre hay fracasos y obstáculos que se presentan en el camino y eso todos lo sabemos. También sabemos que debemos ser firmes y perseverantes porque lo que es verdadero y

bueno toma tiempo en llegar. Esto pasa para que valoricemos todos los sacrificios que hicimos en el camino. En estos días pasados estuve en unos actos de graduación y todo lo que estoy aquí mencionando lo hablaron. Estuve muy de acuerdo con todo pues siempre que uno quiere lograr algo lo que resta es trabajarlo y dar el máximo. Sin embargo, algo que mencionaron marcó mi corazón y me dio más claridad en mi vida. La persona que hablaba dijo, que siempre que nos tracemos las metas debemos poner a alguien muy importante en todo y ese alguien es Dios. Yo respeto cada creencia y lo que piensa cada ser humano, pero en mi caso creo mucho en el poder divino y espiritual.  Cuando tenemos una visión y queremos llegar a lograrlo es bien importante tener a Dios por delante. Cuando Dios está en nuestra vida y en nuestros planes él trabaja de una forma tan perfecta que nos aleja de lo que no nos conviene y nos sorprende con más de lo que esperábamos. Lo que no nos conviene es mejor tenerlo alejado de nuestra vida y quizás no entendemos porque al principio, pero con el tiempo Dios y la vida nos mostrará por qué. Si dejamos todo en las manos a Dios él trabajará y permitirá que pase lo que será de bendición en nuestra vida y nos sorprenderemos porque él nos dará más de lo que pensamos.

 

Así que de ahora en adelante siempre que nos propongamos algo en la vida y hagamos nuestros planes pongamos el poder divino delante de todas las metas para que sean bendecidas desde el principio. Con Dios todo, sin el nada, la conexión espiritual es muy importante y esas energías trabajan para bien con el universo. Si algo no sale como lo hemos planeado tengamos presente siempre el dicho que dice, el hombre propone y Dios dispone. Finalmente quiero felicitar a todos los graduados es especial a mi hermana y mi prima estoy muy orgullosa de ustedes y ahora que comienzan metas nuevas que sea Dios el motor de todo lo que hacen. Les deseo todo lo mejor y muchas bendiciones en todas las cosas que se propongan en la vida. Personalmente me tocó mucho ese mensaje y quiero que Dios sea mi motor en todo y que llegue a mi vida lo que él permita y sea de bendición para ella. Y a ustedes lectores gracias por su apoyo y bendiciones.

 

*Todas las imágenes contienen su respectivo enlace de donde se obtuvieron las mismas.

  

Please reload