© 2019 Producida por Fornes & Miranda Enterprises, LLC.

  • w-facebook
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Clean
  • w-youtube
  • W-Pinterest

April 6, 2019

February 13, 2019

December 31, 2018

Please reload

Recent Posts

Memorial Day Makeup!

May 26, 2019

1/10
Please reload

Featured Posts

 

Piensas en lo que nos han enseñado toda la vida y simplemente lo descartas. Te dejas llevar por lo que dicen los doctores y te entra un miedo catastrófico. Todo esto, porque no te han dado la información completa, porque no has visto las dos caras de la moneda.

Parir en la intimidad de tu hogar es posible y para mí,  ha sido la mejor experiencia de mi vida. Un embarazo no es una enfermedad, y un parto menos. Por lo tanto, una mujer embarazada nunca debe ser tratada como si lo estuviese. La Organización Mundial de la Salud (OMS) expresa que toda mujer debe ser informada de los diferentes métodos de atender un parto, esto con el fin de que pueda elegir el tipo de parto que prefiera. Obviamente, esto incluye la opción de dar a luz en su casa. Muchas familias eligen un parto en casa para huir de los hospitales y su tan habitual trato irrespetuoso a la mujer. Adicional, eligen la casa porque: nada como en casa.

A continuación una lista de qué debes tomar en consideración para lograr un parto domiciliario y humanizado.

  1. Primero, debes encontrar quien te atienda. Necesitas una partera y un/una obstetra. La segunda opción puede ser la más difícil porque en Puerto Rico hay muy pocos doctores que atienden o asisten partos domiciliarios.

  2. La partera dialoga contigo sobre tu estado de salud y el de tu bebé, o sea, si existen algunos riesgos y cómo atacarlos.

     

  3. Luego, debes hacer el plan económico. Actualmente, los planes médicos no cubren los partos en casa. En algunos estados de Estados Unidos y en otros países, estos servicios están cubiertos por los seguros de salud.

  4. Dialogar con tu familia sobre las expectativas es sumamente importante. Sí, parir en casa es maravilloso pero el proceso puede ser muy cuesta arriba. Tienes que sentarte con los tuyos para que conozcan tus deseos y puedan apoyarte.

  5. Debes comenzar a buscar redes de apoyo, ya que es común que encuentres menos apoyo para un parto en casa que uno en el hospital. Encontrar ese aval es un aspecto importante de nuestro bienestar emocional durante la gestación, parto y postparto.

  6. Tu peso y si no comes saludable no deben afectar tu decisión. Las mujeres de cualquier tamaño pueden tener partos saludables en el hogar.

  7. Es con tu proveedor de salud con quien único puedes determinar si puedes planificar un parto en casa. Encontrarás muchas opiniones, pero al final, eres tú y solo tú quien tiene la última palabra sobre tu cuerpo y tu retoño.

  8. Y lo más importante, que quieras parir en casa.

 

 

 

En Puerto Rico ha habido partos domiciliarios siempre, pero ahora, ha crecido la cantidad gracias a un mayor acceso a la información. También, existen otras opciones. Puedes parir en un hospital, pero estar acompañada de una partera y una doula en tu casa hasta el momento de parir. También, tienes derecho a estar acompañada de las personas que desees. En la casa, obviamente, es menos complicado porque es tu espacio y eliges quienes están ahí. Más aun así, la ley te cobija en Puerto Rico para elegir quienes están contigo en el hospital. Tienes derecho a elegir quienes te acompañan, incluyendo la doula. Todo estas cosas son ideales para tener un parto respetado y en paz. La realidad es otra. Constantemente,  nos hemos visto afectadas por la restricción de acompañantes, por el uso desmesurado de medicamentos y el trato insensibles en las salas de parto del País. Cuando tienes la educación en tus manos es más difícil que abusen de ti y tus decisiones.

Para mí, lo más importante es que las decisiones que tomes sean informadas y no porque simplemente el doctor tiene la razón. Es una experiencia para toda la vida y debe ser maravillosa. Puedes visitar la historia de mi parto en casa en:

https://mamitaobrera.com/2015/06/26/el-dolor-mas-intenso/ 

Agradezco a mi doula de siempre, Tania De Jesús de Caderamen, por siempre acompañarme y por colaborar con información valiosa en este escrito. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por más partos humanizado y en paz. Soy una mujer madre, trabajadora, curvy y feminista.

 

Hasta la próxima,

#MamitaObrera

 

Sígueme en Facebook, Instagram y Twitter como Mamita Obrera.

 

 

*Todas las imágenes son de Mamita Obrera y tomadas por Migdalia Luz Barens Vera.

 

Please reload

Please reload