© 2019 Producida por Fornes & Miranda Enterprises, LLC.

  • w-facebook
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Clean
  • w-youtube
  • W-Pinterest

April 6, 2019

February 13, 2019

December 31, 2018

Please reload

Recent Posts

Memorial Day Makeup!

May 26, 2019

1/10
Please reload

Featured Posts

Yo me quiero, yo me cuido.

 

Constantemente vivimos preocupándonos por todo, el trabajo, la escuela o universidad, la familia, los niños, nuestra pareja, pero casi nunca nos detenemos un momento a pensar en nuestro propio cuidado, en preguntarnos a nosotros mismos como estamos o como nos sentimos respecto a lo que estamos viviendo en determinado momento de nuestra vida.

 

Ese espacio que nosotros debemos darnos es conocido dentro de la psicología como auto cuido, este consiste en estar al pendiente de nosotros mismos, en palabras de Dorothea Orem, creadora y promotora del concepto, "El autocuidado es una actividad del individuo aprendida por éste y orientada hacia un objetivo. Es una conducta que aparece en situaciones concretas de la vida, y que el individuo dirige hacia sí mismo o hacia el entorno para regular los factores que afectan a su propio desarrollo y actividad en beneficio de la vida, salud y bienestar."

 

Si esto es así, entonces es casi obligatorio aplicar el autocuidado de manera cotidiana en nuestra vida pues si deseamos estar como lo menciona el término con vida, salud y bienestar necesitaremos de ello…pero surge la interrogante ¿Cómo hacerlo?, como dedicarnos ese tiempo para alcanzar la estabilidad emocional y física anhelada.

 

Compartiré algunas de las situaciones que me han ayudado mucho a practicar el autocuidado.

 

Aceptar mis debilidades.

 

Personalmente considero que no es malo aceptar que tenemos límites, que no lo podemos hacer todo siempre, sino que hay situaciones que nos van rebasar y debemos estar conscientes que necesitamos  ayuda para soportar o superar lo que sucede, acá aplica muy bien eso de las penas compartidas pesan menos, realmente así es, pero vale advertir que debo saber en quién o con quien debo compartir lo que me sucede porque si lo hago a la deriva, es muy probable que en lugar de recibir ayuda, termine frustrándome más.

 

 

Mantener el horario de Alimentación.

 

Siempre debemos estar pendientes de nuestra alimentación, por salud y por amor a nosotros mismos, muchas veces no queremos comer porque estamos preocupados o porque dejamos que invadan nuestros tiempos de alimentación las responsabilidades que adquirimos, lo entiendo pero…siempre debe existir ese espacio para comer pues pasado un tiempo de comer de manera desordenada, cobran factura, creando gastritis, colitis o formado el síndrome de colon irritable, además ese tiempo “sagrado” debe estar libre de enojo y estrés pues sino los males que he mencionado siempre se harán presente.

 

Consumo responsable de bebidas.

 

Inicio con lo siguiente: Beber no es malo, lo negativo es hacerlo en exceso y descontrol, pues si bebemos demasiado constantemente el organismo se deteriora y en lugar de obtener beneficios del consumo moderado del alcohol, obtenemos deterioro de nuestro cuerpo, iniciando por el cerebro y luego el hígado, e inclusive con el correr del tiempo hasta afecta el sistema nervioso.

 

 

Dormir lo necesario.

 

Es quizás la parte más difícil pues muchas veces nos llevamos el trabajo a casa, y de repente nos dan altas horas de la noche, y seguimos trabajando, olvidándonos de que nuestro cuerpo necesita descansar para estar bien en los siguientes días, sé que hay momentos en que hacer esto será necesario, pero no debe convertirse en lo rutinario, cada vez que puedas toma una siesta y duerme lo suficiente para ti.

 

Identificación de mis emociones positivas-negativas.

 

Debo conocerme muy bien, pues solo así será posible identificar que me pasa, como me siento y saber él porque de ello, pero sí; no se ni que siento puede que esté forzando a mi cuerpo a vivir experiencias que no serán gratas para el, o necesite expresar algo, pero no entiendo mis sentimientos y eso me impide compartir con alguien las emociones que me están afectando de forma directa y personal.

 

Desarrollo de la resiliencia.

 

Esta cualidad es algo que todos tenemos, pero no todos la desarrollamos, así es que si deseamos mantener ese equilibrio en nuestra vida, la resiliencia es una de las bases principales para lograrlo, pues ella nos permite restaurarnos y equilibrarnos en cualquier situación que se nos presente además nos da las armas necesarias para aceptar todo lo que nos está pasando y obtener de cada experiencia el mejor de los provechos.

 

Después de compartir estos breves tips les comparto que es muy cierto que sólo desarrollando el amor propio, esa autoestima estará en el nivel justo que se convierta en soporte importante para encarar cualquier situación que se nos presente.

 

 

 

*Todas las imágenes fueron obtenidas de: www.pixabay.com

 

 

 

 

 

 

Please reload