© 2020 Producida por Fornes & Miranda Enterprises, LLC.

  • w-facebook
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Clean
  • w-youtube
  • W-Pinterest
Please reload

Recent Posts

San Juan Moda a tu Casa presenta hoy la propuesta de 11 diseñadores locales

July 16, 2020

1/10
Please reload

Featured Posts

El pasado 3 de junio a eso de las 17hs en las calles de más de 100 lugares de Argentina y siendo su punto focal la Plaza del Congreso en Buenos Aires, se erigió una marcha. Pero no cualquier marcha, sino una donde la gente fue gente, donde las personas, sin importar género, se congregaron en un grito para pedir “NI UNA MENOS”. Una para ir en contra de la violencia machista y la necesidad imperiosa de hacer frente a los femicidios que abruman mi país, ya que cada 30 horas asesinan o muere una mujer por el simple hecho de serlo. Es por eso que surgió esta convocatoria: “nació de un grupo de periodistas, activistas, artistas, pero creció cuando la sociedad la hizo suya y la convirtió en una campaña colectiva” (Ni Una Menos web)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tienen su origen en una frase de un poema escrito por la poetisa Susana Chávez: “Ni una muerta más”, como protesta por los femicidios en la Ciudad de Juárez (México). Y siendo ella misma, lamentablemente, una víctima más de la violencia contra la mujer puesto que fue asesinada en el 2011 por su lucha y promoción de los derechos de la mujer. Es así como un grupo de escritoras, artistas y periodistas con una clara militancia tomó tal expresión y la transformó en el lema para la movilización.  En primera instancia el 26 de marzo del 2015 organizaron un maratón de lectura en la Plaza Boris Spivacow (Buenos Aires, Argentina) coincidiendo con el terrible hallazgo del cadáver de una joven, Daiana García, y el décimo aniversario de la desaparición de una estudiante, Florencia Pennacchi. Pero al poco tiempo, el asesinato de otra mujer, Chiara Páez, las volvió a organizar, pero de forma diferente, y es por ello que el 3 de junio del 2015 se realizó la primera marcha, con el objetivo de que la problemática se hiciera visible (sobre todo el asesinato y el femicidio), reclamando por las que ya no están y para que no haya siguientes, porque no haya más víctimas de violencia de género y se pidió que las instituciones brinden los instrumentos necesarios para garantizarlo. Y si bien, el movimiento fue iniciado por Marcela Ojeda, Ingrid Beck, Mercedes Funes, Ana Correa, Soledad Vallejos, Valeria Sampedro, Micaela Libson, Hinde Pomeraniec, Marina Abiuso y Florencia Etcheves, grupos feministas tomaron la iniciativa y lo publicitaron. Pero por suerte no quedó en un mero evento feminista y se viralizó, tomando trascendencia nacional e internacional. El apoyo fue masivo y por todo tipo de personas, el género y la clase social era indistinto. Se juntaron a pedir por nuestras hermanas, madres, amigas, abuelas, por nuestras mujeres.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La segunda marcha, se concretó, desgraciadamente por nuevos y recientes femicidios. Encabezados por las víctimas y familiares la multitudinaria marcha cobró vida, casi más de 300.000 personas y en todo el país. También participaron y sumaron su apoyo representantes de ONGs de mujeres, de la diversidad sexual, de derechos humanos, sindicatos, agrupaciones juveniles, partidos políticos y figuras públicas. "Volvemos a marchar al impulso de las cientos de miles de personas sensibilizadas que el año pasado salieron a las calles", dijo la periodista y escritora Florencia Abbate, referente del Ni Una Menos. Y con un Congreso con casi más de 300.000 personas ella nos leyó un documento donde se recordó que la titular del Consejo Nacional de las Mujeres, Fabiana Tuñez, confirmó que en julio próximo se presentará el Plan Nacional de Acción para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, que está contemplado en la ley 26.485, sancionada en 2009, para articular las políticas públicas relacionadas con esta violación de derechos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Vivas nos queremos”, también se podía escuchar, al cual me sumo, hoy y siempre, y que se escuche cada vez más fuerte. Y como dicen las convocantes “el pedido es urgente y el cambio es posible”, ya se instaló, ahora hay que hacerlo posible. Es nuestro deber como ciudadanos y humanos tomar cartas en el asunto, ayudar y ayudarnos. Muchas mujeres y niñas, siguen sufriendo de amenazas, son hostigadas y maltratadas, son muertas, en manos de hombres que se no sólo se creen sus dueños sino que sienten que tienen el derecho de hacerlo. “Muestran” su hombría con cada golpe, con cada palabra, con cada humillación, sin darse cuenta que sólo muestran cobardía. Hace falta más que conciencia, hace falta cambiar los paradigmas y la educación. Pero por suerte, estamos empezando.

 

Para más información de #NiUnaMenos se pueden dirigir a:

Web site: http://niunamenos.com.ar/

Facebook: @niunamenos

 

 

 

Fuente de las imágenes:

Fotos 1 a 4: web site Ni Una Menos

Foto 5: http://www.lanacion.com.ar/1905717-niunamenos-el-reclamo-que-se-volvio-a-escuchar-con-dolor-y-emocion

Foto 6: facebook Ni Una Menos

Please reload