© 2019 Producida por Fornes & Miranda Enterprises, LLC.

  • w-facebook
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Clean
  • w-youtube
  • W-Pinterest

April 6, 2019

February 13, 2019

December 31, 2018

Please reload

Recent Posts

Memorial Day Makeup!

May 26, 2019

1/10
Please reload

Featured Posts

SOY YO, O NADA ME FUNCIONA ¿SERA MI AUTOESTIMA…?

 

Con el correr del tiempo me he dado cuenta que muchas de las situaciones problemáticas que suceden en nuestra vida tienen un origen común, el autoestima mucho se ha hablado sobre su importancia; lo necesario que es para estar bien pero poco se nos insiste en tratar o trabajarla constantemente para evitar llegar a ese deterioro que nos hace tanto daño y nos hace pensar que merecemos todo lo negativo que nos dicen o pasamos, o nos hace creer que somos los seres más feos y raros del planeta, olvidando que si bien es cierto cuidar nuestro aspecto físico es importante, no lo es encajar en un patrón de medidas o estándares que en algunos casos es inalcanzable.

 

Al hablar sobre autoestima es bueno conocer por lo menos uno de los tantos conceptos que existen; personalmente me gusta lo que dice Nathaniel Branden “La autoestima es la disposición a considerarse competente frente a los desafíos básicos de la vida y sentirse merecedor de la felicidad. Tener una alta autoestima es sentirse confiadamente apto para la vida, es decir, competente y merecedor; tener una baja autoestima es sentirse inapropiado para la vida…”

Le daré importancia a la concepción de la baja autoestima, pues es fácil hablar de lo lindo

que es el autoestima alta pero casi nunca hablamos de su contrario, en más de alguna ocasión nos hemos sentido inapropiados o poco merecedores de algo en la vida, para algunos no es más que un pensamiento ocasional para otros se vuelve la idea más rutinaria y acompañante a toda hora del día, por ejemplo las personas que siempre están renegando de todo lo que sucede en su vida, o creyendo que una nube negra les cubre y se vuelven tan negativas que dudan grandemente ser algún día felices.

 

Hablaré de tres situaciones en específico, que por lo general se repiten constantemente pues nos hacen sentir inapropiados o inadecuados en la vida:

 

La aceptación de nuestro cuerpo.

 

Conforme crecemos nos damos cuenta las diferencias corporales que existen a nuestro alrededor, cuando nuestra autoestima esta baja esas diferencias nos dañan porque creemos que encajar en los patrones corporales ser igual a las imágenes de cuerpos casi perfectos es lo correcto y lo único que debe existir; y si no tenemos esta  imagen o medida, creemos que no merecemos entonces nada por ser diferentes, que la belleza en nosotros no existe se nos olvida que esas particularidades son las que nos hacen ser personas únicas; y esa aceptación de nuestro cuerpo y aspecto en general en lugar de hacernos daños nos vuelve personas seguras y por lo tanto más atractivas para los demás.

 

El reconocimiento de nuestras capacidades.

 

A veces los adultos  hacen demasiado  hincapié en los errores que cometen los niños y este recalcar constante nos hace lastimosamente cuando crecemos ser personas inseguras y frágiles emocionalmente al punto que cuando somos adultos cualquier palabra o acción nos hace sentir como los seres más inútiles que existen, y se nos hace difícil realizar bien una tarea, desempeñarnos en un trabajo o ser propositivos; esto  se ve como poco probable pues está latente el temor a equivocarnos, si valoramos este punto es claro que nunca estaremos libres de errores pero lo ideal es siempre comprender que si hoy me fue imposible realizar algo, tendré una segunda o tercera oportunidad de hacerlo bien y así llegar si es mi deseo a perfeccionar algo que quizás todos dudan que lleguemos a realizar.

Ataduras a situaciones o personas inadecuadas.

 

Cuando nuestra autoestima es baja surge sin razón aparente el deseo de estar siempre a pesar de todo lo que suceda, aferrados a estar viviendo una misma situación, ya sea laboral, sentimental, económica o social que aunque no lo aceptemos nos daña constantemente pero nos es imposible dejarla esto se debe al temor latente de no sentirnos aptos para lograr algo por nosotros mismos, el pensar que fuera de estas situaciones nada va a funcionar. 

 

Creer esto es un error, pues si bien es cierto terminar una relación de cualquier índole es difícil, es bueno aceptar que todos los cambios nos traen beneficios que mejoran en gran manera nuestra vida, pues seguir en relaciones agobiantes o con personas asfixiantes termina por dañar no solo nuestra autoestima sino también deteriorar nuestra salud mental.

 

Para  que tengas idea de cómo está tu autoestima y saber si es ello lo que está haciendo experimentar las situaciones que he plasmado acá, te invito a realizar la siguiente escala para medir tu autoestima, depende de tus resultados así deberás tomar la decisión de buscar ayuda para resolver tu situación de la mejor manera posible.

Para obtener el puntaje harás lo siguiente:

 

Se le asignarán los siguientes valores a los ítems, luego se hará la sumatoria, de todos ellos y se ubicará en la tabla de resultados.

Con el resultado de la sumatoria ubícate en la siguiente tabla y así obtendrás un primer diagnóstico acerca de tu autoestima.

 

Interpretación.

 

 

Please reload

Please reload