Recent Posts
Featured Posts

DÉCADAS: ¿OPORTUNIDAD O CRISIS? PRIMICIA DE AÑO NUEVO.


Muchas personas se angustian en sus cumpleaños especiales, es decir, cuando les toca cambiar de década. Confieso, que esto también me afectaba mucho. ¿A ti te pasa? Comparto algunas cosas, las cuales permitieron que dejara de preocuparme y comenzara a verlo como una oportunidad de avanzar en el propósito para el cual fui diseñada.


Como es bien sabido, hay crisis a diferentes edades: Los 30, los 40, los 50 los 60, esto es básicamente porque estas edades marcan con claridad el paso del tiempo, pero existe algo más importante que solo enfrascarse en ver cómo pasan los años, y es el darle sentido a tu vida, esa sensación que vas por el camino correcto y que el tiempo no ha pasado en vano, o peor aún que no han sido años de dar vueltas en el mismo lugar.


Es bien cierto que con el paso de los años el cuerpo cambia, a veces drásticamente, y eso genera un shock a distintos niveles de la mente y percepción. En ocasiones, los cumpleaños se vuelven momentos de angustias, en vez de momentos de agradecimiento y motivación.


Pero hay dos caras de la moneda, como se manejan estas crisis en los hombres y como se manejan en las mujeres, quisiera tomarme el tiempo de detallar un poco más este punto, porque conociendo bien la situación podrás valorar lo importante de la solución (Por lo menos de la que a mí me resulto).


¿Quién Sufre Más? ¿HOMBRES O MUJERES?


Se habla que hombres y mujeres viven de forma diferente las crisis. Hay variantes importantes que hacen al género, pero no estoy completamente de acuerdo con las clasificaciones, ya que tienden a estigmatizar.


Investigue un poco más a fondo esto, y puedo asegurarles que algunos autores distinguen las necesidades entre los hombres y las mujeres, que se ven más claras en estos momentos. Las necesidades femeninas en tiempos de crisis son las de cuidado, comprensión, respeto, reafirmación y tranquilidad. Para los hombres, por su parte, parecen ser más importantes las de confianza, aprecio, aprobación y aliento.


Sintetizando esta idea, pareciera que las mujeres necesitan más ser comprendidas y contenidas, mientras que los hombres buscan ser admirados y apreciados.


Personalmente opino que tanto hombres como mujeres, en momentos críticos, tienen problemas con temas relacionados con el paso del tiempo, las pérdidas y la valoración personal.


Depende de cómo haya cada uno construido su vida, será el punto de inflexión más importante. Por ejemplo, en las mujeres casi siempre se evidencian dificultad respecto a su autovaloración como ser individual. Algunas son más propensas a buscar belleza en distintos tratamientos para verse mejor, valorarse y agradar a los otros, mientras que otras buscan un proyecto personal.


En los hombres, es más común encontrar quejas relacionadas con su disminución en el rendimiento físico. Ellos son más propensos a reforzar su actividad, con la ilusión de seguir viéndose jóvenes. De ahí también que muchos busquen relaciones con mujeres más jóvenes para mantener la misma ilusión.


Todo esto está muy bien ¿pero realmente se logran superan las crisis con estas salidas? Hablemos específicamente de las mujeres, el problema de autoestima, de valoración y determinación ¿se acaba con estas “claves”? O simplemente ¿desaparecen momentáneamente hasta la llegada de la siguiente década?


La verdad es que a esta situación se llega, no es que aparece súbitamente. Cuando estamos en un punto crítico es porque venimos CARGANDO diferentes cosas que en un momento ESTALLAN. Eso es lo que llamamos "crisis", no le eches la culpa a los años.


Pero aunque puedas opinar lo contrario, estos “momentos de angustia” o en su versión más intensa estas “crisis de décadas” son en realidad, una oportunidad. Uno puede preguntarse, ¿una oportunidad para qué? Para conocer el sentido que tiene tu vida, para determinar donde estas y hacia dónde quieres ir, para convertirte en quien debes ser y no en quien las circunstancias te han convertido, pero sobre todo esto, para detenerte dar una vistazo alrededor y escoger VIVIR DIFERENTE, darle valor a las cosas que realmente lo tienen, las cosas que llenan de verdad tu espíritu y transforman tu alma.


En mi particular, las crisis desaparecieron cuando me encontré con mi primer amor, cuando ame a aquel que me amo primero, cuando calle el ruido del entorno y dirigí mis ojos hacia JESUS. ¡Allí todo tomó color, forma y sentido! Las Crisis de identidad se terminaron, porque gracias a su amor y sacrificio, pude entender para que nací pero sobre todo quién soy en El. Comprendí que vamos de un escalón a otro (de fe en fe y de gloria en gloria) y que todo absolutamente todo nos ayuda a bien (Romanos 8:28) por que forman nuestro carácter.


Las décadas son la evidencia de la fidelidad de Dios al permitirte vivir incontables momentos de felicidad, éxito, tristeza, avance y mil cosas más, pero también son la evidencia tangible del recorrido que has tenido, la única manera que puedes comprobar que has vivido. La pregunta sería: ¿lo has hecho bien?


Quizás estés diciendo, escribió este post para hablarme de religión en vez de moda, ¡NO! Después de un tiempo sin escribirte, y como primicia de año nuevo, tome la firme decisión de compartir contigo mucho más que tips de belleza para lucir bien por fuera, decidí ir mas allá de una cuantas líneas, decidí acercarme más a ti, compartir contigo contenido que nos embellezca también el espíritu y el alma, en fin, compartir contigo lo que por gracia he recibido de Papito Dios.


Por eso, escribí este post con la genuina intención de mostrarte cómo fue que mi vida cambio, o mejor dijo QUIEN la cambio, mostrarte que hay algo más que la rutina y los problemas, una salida real y definitiva para aquello que te agobia, sabiendo que la felicidad o plenitud no es la ausencia de problemas, sino lo que experimentas estando en ellos y el resultado que lograr al vencerlos.


Jesucristo es la respuesta, es la paz en medio de la tormenta, quien levanta al caído, quien da fuerzas cuando no las hay, solo permítete la OPORTUNIDAD de conocerlo e invitarlo a tu vida, diciendo: “Señor Jesús, hoy me arrepiento de estar alejado(a) de ti, reconozco que eres el Hijo de Dios, mi único Señor y Salvador. Dale sentido a mi vida, enséñame a conocerte y amarte por quien eres”. ¡Amen!


Quien encuentra El Verdadero Sentido de las décadas, sin duda tiene la oportunidad de accesar a un nuevo nivel de vida.



Besos Rellenos,

LanyG.

www.facebook.com/Miss Plus.

Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter

© 2020 Producida por Fornes & Miranda Enterprises, LLC.

  • w-facebook
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Clean
  • w-youtube
  • W-Pinterest